South-Cargo-Enero-2022
Inicio Opinión España está enferma de socialismo y mediocridad

España está enferma de socialismo y mediocridad

Por Daniel Lema Rincón

Cual infección bacteriana, el gobierno de Pedro Sánchez corre raudo y veloz a través de la sangre social de este cuerpo cada vez más enfermo que es España. Y va, día a día, gangrenando sus miembros y músculos productivos. El peligro para los españoles y para todos los que viven aquí es real.

Antes de iniciar la invasión de Ucrania por parte de Rusia, la inflación en España llegaba a más del 6% del PIB, algo nunca vista en los últimos veinte años. La deuda pública rondaba más o menos al 120% del PIB -efectivamente, debemos más de lo que ganamos-. Nuestro PIB ha sido el que más ha caído dentro de las economías de la Unión Europea y no contentos con eso, también somos el país con la peor recuperación económica desde la pandemia. Sin olvidar que el paro juvenil era, y sigue siendo el más alto de Europa.

El precio de la energía está alrededor de los cuatrocientos euros el megavatio/hora, recordar que 60% de ese precio son impuestos que el gobierno central se niega a quitar.

Te puede interesar: https://revistavenezolana.com/2021/11/las-senales-que-espana-no-ve/

Lo mismo ocurre con el gas, que en nuestro caso no viene de Rusia, pero sí de Argelia a través de dos gasoductos, uno directo y otro, que atraviesa Marruecos, actualmente cerrado por la escalada de hostilidades entre ambos países.

Aún cuando la lista de realidades que padecemos es mucho más extensa, hay dos que nos deben servir de aviso ante lo que puede suceder en el futuro.

La pandemia nos mostró que no producimos mascarillas o gel hidroalcohólico suficientes, ni guantes de látex, medios logísticos para hacer frente a una eventualidad sanitaria. También dejó de manifiesto que no contamos con una industria farmacéutica propia para el estudio y desarrollo de vacunas o medicamentos de calidad.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, nuestro segundo aviso, demuestra que no producimos energía suficiente para abastecer a España -la luz subió a 700€ el megavatio/hora y la gasolina a más de 2€ el litro-.

Tampoco producimos trigo suficiente para hacer el pan, o girasol para hacer aceite, ni granos suficientes para abastecer nuestro mercado interno. Resulta que todo viene de Ucrania, ni siquiera producimos el pienso para alimentar el ganado.

Leer también https://revistavenezolana.com/2021/08/piensa-sanchez-que-tiene-opcion-de-ser-reelegido/

Ante estos avisos, el gobierno de Pedro Sánchez subió los impuestos -y vienen más-; no fue capaz de gestionar la pandemia de forma centralizada; atacó a comunidades que desarrollaron políticas efectivas contra la pandemia y que bajaron impuestos; mintió, diciendo que la inflación sería temporal y la recuperación económica rápida; se negó al envío de armas al gobierno de Ucrania hasta último momento gracias a sus socios de gobierno, y ahora dice que nuestra situación económica es culpa de Putin.

Para cerrar con broche de oro, este martes destinó la friolera de más de veinte mil millones de euros -20.000.000.000- al ministerio de igualdad de Irene Montero.

Pero no para crear centrales nucleares y crear energía limpia y no dependiente de otros países, no para dar créditos o tierras a aquellos que saben, pueden o quieren trabajarlas para producir más alimentos y no depender de terceros países; tampoco, para desarrollar una industria farmacéutica que pueda abastecer al mercado nacional ni mucho menos, para bajar impuestos o subir pensiones. Esos más de veinte mil millones son para «impulsar políticas feministas de forma transversal en todas las administraciones».

¿Se imagina usted que la guerra en Ucrania escale y afecte de forma directa a la Unión Europea, a España? Esperemos que eso nunca ocurra, y que las elecciones generales lleguen lo antes posible para sacar a estos impresentables del gobierno español, porque este PSOE de Pedro Sánchez y sus socios son, sin lugar a dudas, lo peor que le ha sucedido a España.   

Iberoeconomia.es

Populares

Venezolano Romer Ferrer obtuvo la nota más alta para ingresar a la Universidad de Santiago de Chile

Por Jackelin D El adolescente venezolano Romer Ferrer, de 17 años de edad, logró obtener uno de los mayores promedios en el examen de...

Domingo 26 de junio «Concierto de Aranjuez» con la Orquesta Sinfónica Carlos Cruz-Diez

En Concierto de Aranjuez, la Orquesta Sinfónica Carlos Cruz-Diez realizará un recorrido por una buena parte de la música contemporánea hispanoamericana. Compositores tan vanguardistas como nacionalistas se conjugarán...

Los venezolanos representan el tercer colectivo de refugiados más numeroso del mundo

De acuerdo a las cifras que maneja la ONU, actualmente hay 100 millones de desplazados dentro y fuera de sus países. Filippo Grandi, alto comisionado de...

Bancamiga permite recibir dólares de cualquier parte del mundo

Los clientes de Bancamiga pueden obtener hasta 500 dólares cada 48 horas desde cualquier parte del mundo con Apóyame, un servicio que funciona a...
- PUBLICIDAD -

España está enferma de socialismo y mediocridad

Por Daniel Lema Rincón

Cual infección bacteriana, el gobierno de Pedro Sánchez corre raudo y veloz a través de la sangre social de este cuerpo cada vez más enfermo que es España. Y va, día a día, gangrenando sus miembros y músculos productivos. El peligro para los españoles y para todos los que viven aquí es real.

Antes de iniciar la invasión de Ucrania por parte de Rusia, la inflación en España llegaba a más del 6% del PIB, algo nunca vista en los últimos veinte años. La deuda pública rondaba más o menos al 120% del PIB -efectivamente, debemos más de lo que ganamos-. Nuestro PIB ha sido el que más ha caído dentro de las economías de la Unión Europea y no contentos con eso, también somos el país con la peor recuperación económica desde la pandemia. Sin olvidar que el paro juvenil era, y sigue siendo el más alto de Europa.

El precio de la energía está alrededor de los cuatrocientos euros el megavatio/hora, recordar que 60% de ese precio son impuestos que el gobierno central se niega a quitar.

Te puede interesar: https://revistavenezolana.com/2021/11/las-senales-que-espana-no-ve/

Lo mismo ocurre con el gas, que en nuestro caso no viene de Rusia, pero sí de Argelia a través de dos gasoductos, uno directo y otro, que atraviesa Marruecos, actualmente cerrado por la escalada de hostilidades entre ambos países.

Aún cuando la lista de realidades que padecemos es mucho más extensa, hay dos que nos deben servir de aviso ante lo que puede suceder en el futuro.

La pandemia nos mostró que no producimos mascarillas o gel hidroalcohólico suficientes, ni guantes de látex, medios logísticos para hacer frente a una eventualidad sanitaria. También dejó de manifiesto que no contamos con una industria farmacéutica propia para el estudio y desarrollo de vacunas o medicamentos de calidad.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, nuestro segundo aviso, demuestra que no producimos energía suficiente para abastecer a España -la luz subió a 700€ el megavatio/hora y la gasolina a más de 2€ el litro-.

Tampoco producimos trigo suficiente para hacer el pan, o girasol para hacer aceite, ni granos suficientes para abastecer nuestro mercado interno. Resulta que todo viene de Ucrania, ni siquiera producimos el pienso para alimentar el ganado.

Leer también https://revistavenezolana.com/2021/08/piensa-sanchez-que-tiene-opcion-de-ser-reelegido/

Ante estos avisos, el gobierno de Pedro Sánchez subió los impuestos -y vienen más-; no fue capaz de gestionar la pandemia de forma centralizada; atacó a comunidades que desarrollaron políticas efectivas contra la pandemia y que bajaron impuestos; mintió, diciendo que la inflación sería temporal y la recuperación económica rápida; se negó al envío de armas al gobierno de Ucrania hasta último momento gracias a sus socios de gobierno, y ahora dice que nuestra situación económica es culpa de Putin.

Para cerrar con broche de oro, este martes destinó la friolera de más de veinte mil millones de euros -20.000.000.000- al ministerio de igualdad de Irene Montero.

Pero no para crear centrales nucleares y crear energía limpia y no dependiente de otros países, no para dar créditos o tierras a aquellos que saben, pueden o quieren trabajarlas para producir más alimentos y no depender de terceros países; tampoco, para desarrollar una industria farmacéutica que pueda abastecer al mercado nacional ni mucho menos, para bajar impuestos o subir pensiones. Esos más de veinte mil millones son para «impulsar políticas feministas de forma transversal en todas las administraciones».

¿Se imagina usted que la guerra en Ucrania escale y afecte de forma directa a la Unión Europea, a España? Esperemos que eso nunca ocurra, y que las elecciones generales lleguen lo antes posible para sacar a estos impresentables del gobierno español, porque este PSOE de Pedro Sánchez y sus socios son, sin lugar a dudas, lo peor que le ha sucedido a España.   

Iberoeconomia.es

Populares

Venezolano Romer Ferrer obtuvo la nota más alta para ingresar a la Universidad de Santiago de Chile

Por Jackelin D El adolescente venezolano Romer Ferrer, de 17 años de edad, logró obtener uno de los mayores promedios en el examen de...

Domingo 26 de junio «Concierto de Aranjuez» con la Orquesta Sinfónica Carlos Cruz-Diez

En Concierto de Aranjuez, la Orquesta Sinfónica Carlos Cruz-Diez realizará un recorrido por una buena parte de la música contemporánea hispanoamericana. Compositores tan vanguardistas como nacionalistas se conjugarán...

Los venezolanos representan el tercer colectivo de refugiados más numeroso del mundo

De acuerdo a las cifras que maneja la ONU, actualmente hay 100 millones de desplazados dentro y fuera de sus países. Filippo Grandi, alto comisionado de...

Bancamiga permite recibir dólares de cualquier parte del mundo

Los clientes de Bancamiga pueden obtener hasta 500 dólares cada 48 horas desde cualquier parte del mundo con Apóyame, un servicio que funciona a...