Inicio Arte y Cultura El artista venezolano Heriberto Gomes inauguró en Costa Rica la exposición “Hidden...

El artista venezolano Heriberto Gomes inauguró en Costa Rica la exposición “Hidden Memories”

Por Jordan F

El artista venezolano inauguró en Costa Rica la exposición “Hidden Memories”, que busca concientizar sobre los efectos de la enfermedad de Alzheimer. Se trata de 43 piezas donde los asistentes lentamente se pueden sumergir en las lagunas de una mente opaca y experimentar las mismas emociones que sus pacientes y familiares

Una exposición donde la protagonista es la memoria, pero fragmentada. Recuerdos cubiertos por una niebla que hace desvanecer nombres, fechas, los rostros de los seres queridos y una vida entera. Una exposición dedicada a la enfermedad de Alzheimer es la propuesta que el artista venezolano Heriberto Gomes presenta en Costa Rica, país en el que reside desde hace 15 años.

“Alzheimer: Hidden Memories” fue inaugurada en el Museo Municipal de la ciudad de Cartago, en el centro del país, el 1° de febrero de 2022. Estará abierta al público de manera gratuita hasta el 27 de marzo.

“Cada una de las obras fue diseñada, pensada y creada para enviar un mensaje, para producir una experiencia y con la intención de generar algún sentimiento”, señala el artista en entrevista para El Diario

Desde Italia

Gomes explica que la idea de la exposición surgió luego de haber sido seleccionado en 2021 en el Concurso de Arte Contemporáneo de la YICCA, en Milán, Italia. “Cuando vi los términos y condiciones de esa convocatoria, busqué un tema que fuera de interés para el público general, y que fuese no tan abordado por los otros artistas. Entonces, investigando un poco, me conseguí con el alzheimer y decidí hacer esa obra”, señala.

Participó con una obra titulada Alzheimer 1, la cual consiste en una serie de 23 cuadros blancos, que representan los cromosomas del cuerpo humano. Tres de sus cuadros están desalineados, en alusión a los tres cromosomas donde se produce la mutación en la que se generan las proteínas anormales responsables de la enfermedad.

La recepción que tuvo la obra tanto en la crítica italiana como costarricense lo motivó expandir el proyecto, para lo  cual dedicó un año de investigación y consultas a científicos, médicos, y familiares de pacientes. Destaca la colaboración de la neuróloga Virginia Rodríguez, así como de la Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (Ascada). También menciona que tuvo la oportunidad de entrevistar a personas como Ana Cristina Cosio, una mujer que durante 14 años atendió el alzheimer de su padre, y contó de primera mano sus experiencias.

El resultado final fueron 43 piezas que van desde pinturas en acrílico sobre lienzo de tamaños variables, hasta esculturas y ensamblajes. También obras de videoarte e instalaciones interactivas donde los asistentes pueden sumergirse en todas las emociones que cruzan por una mente nublada por el olvido.

Las celdas de la memoria

Foto: Cortesía

El Museo Municipal de Cartago abrió sus puertas en 2010, en la sede de la antigua comandancia de la ciudad. Al ser un patrimonio histórico, ha preservado toda su arquitectura, incluidas las celdas de su época de prisión. Gomes aprovecha este concepto para utilizarlas como módulos donde 

“Propone circular por los distintos espacios del museo y nos invita a despojarnos del tiempo, a adentrarnos en esta especie de tiempos fractales, a estar afuera y adentro, reflexionar aproximándonos a la existencia de seres humanos con marcos de referencias distintas debido a sus condiciones neurológicas y al padecimiento de esta compleja enfermedad”, expresa en su reseña la curadora de la exposición, Matilde Sánchez.

Un ejemplo de esto se presenta en una instalación con cuatro telas negras que forman un cubo, envolviendo una silla vacía. En otra, el público debe atravesar un laberinto traslúcido que termina con una figura humana borrosa. Allí, se escucha un audio con frases como: “¿te acuerdas de mí?”,”¿sabes quién soy?”. 

“Son las típicas preguntas que le hacen los familiares a las personas con alzheimer. Entonces el asistente puede sentir, en cierto modo, ya metiéndose dentro del personaje en el laberinto, lo que sienten las personas con esta enfermedad. Alguien te está hablando, pero no identificas quién es. Si no reconoces a tu hijo, comienzas a sentir como una angustia”, señala el artista.

Perfil del artista

Foto: Cortesía

Gomes es hijo de inmigrantes portugueses, pero nació en Caracas. Dio sus primeros pasos en el arte exponiendo en eventos benéficos y en las salas del Centro Portugués, en Macaracuay, además de estudiar Diseño Gráfico en el Instituto de Diseño de Caracas. Sin embargo, no fue hasta que emigró a Costa Rica que decidió dedicar su vida por entero al arte.

Su estilo, con inspiraciones del fauvismo, se caracteriza por un gran protagonismo del color, aunque constantemente está en la búsqueda de su propia voz. De esta manera, ha participado en varias exposiciones en Costa Rica y otros países como México, Estados Unidos, Portugal e Italia. Es su segunda vez en el Museo Municipal de Cartago, donde en 2018 presentó su  muestra “Deconfiguration of Emotion”.

Entre sus exposiciones colectivas destaca su obra en el 5° Salón de la Pintura de la Menduina Schneider Art Gallery, en Los Ángeles (EE UU), La bienal Art for Change Celaya, en México. También cuenta con cinco muestras individuales, siendo la primera “Sculpture and Painting HG” (2015), en el Open Space Connel Academy de San José, Costa Rica. En esa ciudad también inauguró en 2019 “Evolution”, en la EMAI Gallery. En 2017 exhibió “Abstract Defying” en la sede de The Keyes Company, en Weston, Florida. 

“Yo como artista plástico considero que tengo una influencia bastante grande de mi conocimiento en el área de diseño gráfico y publicidad. He tratado de no meterme mucho con esa parte en los últimos años, pero sí con las enseñanzas que quedan. El arte es un trabajo, pero cuando uno lo disfruta se olvida de la parte publicitaria, porque estás pendiente de lograr tu obra y el mensaje a enviar”, declaró en una entrevista previa a El Diario.

Sentir el olvido

El arte de Heriberto Gomes le rinde tributo a la memoria perdida
Foto: Cortesía

“Ofrecer a través de esta operación estética la invitación a reflexionar sobre la memoria y el olvido, fomenta no sólo la posibilidad de abrir puertas y crear nuevos puntos de encuentro dentro de un contexto inclusivo como el museo, para la confrontación entre campos de estudios aparentemente lejanos como son el arte y la ciencia, sino que en este intersticio roza límites que generan particulares e interesantes interrogantes para ambas disciplinas”, reza el texto curatorial de Sánchez.

Para Gomes, la idea es sensibilizar a los asistentes sobre el alzheimer, que vivan en carne propia al menos las sensaciones de confusión, miedo e incertidumbre que padecen los pacientes. Una señal de tránsito oxidada marca diferentes puntos antes conocidos, como la cocina o el baño. Un rostro en una pintura escudriña con la mirada perdida, y un cerebro se convierte en una maraña de cables negros, completamente enredados.

El autor destaca entre las obras una torre de libros que representa todo el conocimiento adquirido en la vida. En su base, están visibles los lomos con los títulos de cada uno, aunque en la parte media se muestra su otro lado. Esto simboliza la información que todavía sigue allí, pero que es de difícil acceso porque ya no se sabe cuál libro es. Finalmente, la cima de la torre es una pila de páginas quemadas, de todo lo consumido por la enfermedad, y que ya no se puede recuperar. “Cuando la gente lo ve entiende el valor de todo el conocimiento que se pierde”, comenta.

Huellas eternas

Foto: Cortesía

En 2021, Gomes realizó su proyecto “La inmortalidad del momento”. Consistía en una serie de lienzos colocados en el suelo de algunas ciudades en diferentes países, con la intención de que la gente caminara sobre ellos y dejara sus huellas plasmadas sobre el blanco. Posteriormente, cada una quedaba registrada con la fecha, hora y coordenadas de la impresión. Entre los sitios donde se desplegó estuvo Nueva York y Hollywood (Florida), en Estados Unidos; Lisboa y Funchal, Portugal; Madrid, España y San José, Costa Rica.

Aquí, la idea parece tener un sentido opuesto al de “Hidden Memories”, donde cada momento se vuelve efímero en una mente incontinente. No obstante, se complementan al ser representaciones de la perennidad, de cómo un instante congelado en el tiempo puede permanecer, bien sea en forma de recuerdo, como una huella en un lienzo.  “Siempre trato de que mis obras permanezcan con ese mensaje, con ese aprendizaje, con esa sensibilización en algunos casos. La idea es precisamente esa, que permanezca en el tiempo y con ese mensaje vivo”, apunta Gomes.

Lienzo de “La inmortalidad del momento” en Lisboa, Portugual. Foto: Cortesía

Por ejemplo, el lienzo ubicado en Cartago se colocó en el lugar donde se firmó el Acta de Independencia de Costa Rica, exactamente durante las celebraciones de su bicentenario. Eso hace resaltante para Gomes, ver cómo se retrata un mismo punto con 200 años de diferencia. Con esto logró ser uno de los 14 artistas seleccionados para la Bienal de Cartago.

Justamente la intención de esa obra es ser presentada en diferentes ciudades. Aunque Gomes ha estado en conversaciones con algunos espacios en México, España, Estados Unidos y Portugal, reconoce que el proceso de evaluación de las obras puede durar varias semanas, por lo que aún no es algo concreto. Por otro lado, trabaja en Costa Rica en la organización de una exposición internacional para el segundo semestre de 2022, así como en otras locaciones para exhibir tanto “La inmortalidad del momento” como “Hidden Memories”. Resalta que le gustaría poder mostrar su arte en Venezuela, en la medida que las condiciones lo permitan y encuentre espacios disponibles. 

eldiario.com

Populares

Rafael “Pollo” Brito y Astolfo Daniel Romero se unen en “La Parranda del Parroquiano” un homenaje a Astolfo Romero “El Parroquiano”

El popurrí está disponible en plataformas digitales tanto de música como en YouTube, donde todos podrán disfrutar de este importante y sentido homenaje a...

Teke Factory lanza su modelo de franquicia con el apoyo de Tormo Franquicias Consulting

La consolidada empresa de fabricación y distribución internacional de tequeños impulsa su modelo de franquicia con diferentes formatos La gastronomía nacional está en incesante movimiento,...

El ‘Gran Amanecer Gaitero’ vuelve a la capital española este sábado 3 años después

El festival venezolano, que recuerda las simbólicas noches de los “gaitazos” hasta el amanecer, en ciudades como Maracaibo o Caracas, celebra su segunda edición,...

El George Harris estará en Madrid

El humorista sudamericano con más ventas en taquilla en el planeta, el venezolano George Harris, retorna a España para presentar “Hijo Único”, su nuevo show que equipara la crianza y la educación...
- PUBLICIDAD -

El artista venezolano Heriberto Gomes inauguró en Costa Rica la exposición “Hidden Memories”

Por Jordan F

El artista venezolano inauguró en Costa Rica la exposición “Hidden Memories”, que busca concientizar sobre los efectos de la enfermedad de Alzheimer. Se trata de 43 piezas donde los asistentes lentamente se pueden sumergir en las lagunas de una mente opaca y experimentar las mismas emociones que sus pacientes y familiares

Una exposición donde la protagonista es la memoria, pero fragmentada. Recuerdos cubiertos por una niebla que hace desvanecer nombres, fechas, los rostros de los seres queridos y una vida entera. Una exposición dedicada a la enfermedad de Alzheimer es la propuesta que el artista venezolano Heriberto Gomes presenta en Costa Rica, país en el que reside desde hace 15 años.

“Alzheimer: Hidden Memories” fue inaugurada en el Museo Municipal de la ciudad de Cartago, en el centro del país, el 1° de febrero de 2022. Estará abierta al público de manera gratuita hasta el 27 de marzo.

“Cada una de las obras fue diseñada, pensada y creada para enviar un mensaje, para producir una experiencia y con la intención de generar algún sentimiento”, señala el artista en entrevista para El Diario

Desde Italia

Gomes explica que la idea de la exposición surgió luego de haber sido seleccionado en 2021 en el Concurso de Arte Contemporáneo de la YICCA, en Milán, Italia. “Cuando vi los términos y condiciones de esa convocatoria, busqué un tema que fuera de interés para el público general, y que fuese no tan abordado por los otros artistas. Entonces, investigando un poco, me conseguí con el alzheimer y decidí hacer esa obra”, señala.

Participó con una obra titulada Alzheimer 1, la cual consiste en una serie de 23 cuadros blancos, que representan los cromosomas del cuerpo humano. Tres de sus cuadros están desalineados, en alusión a los tres cromosomas donde se produce la mutación en la que se generan las proteínas anormales responsables de la enfermedad.

La recepción que tuvo la obra tanto en la crítica italiana como costarricense lo motivó expandir el proyecto, para lo  cual dedicó un año de investigación y consultas a científicos, médicos, y familiares de pacientes. Destaca la colaboración de la neuróloga Virginia Rodríguez, así como de la Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (Ascada). También menciona que tuvo la oportunidad de entrevistar a personas como Ana Cristina Cosio, una mujer que durante 14 años atendió el alzheimer de su padre, y contó de primera mano sus experiencias.

El resultado final fueron 43 piezas que van desde pinturas en acrílico sobre lienzo de tamaños variables, hasta esculturas y ensamblajes. También obras de videoarte e instalaciones interactivas donde los asistentes pueden sumergirse en todas las emociones que cruzan por una mente nublada por el olvido.

Las celdas de la memoria

Foto: Cortesía

El Museo Municipal de Cartago abrió sus puertas en 2010, en la sede de la antigua comandancia de la ciudad. Al ser un patrimonio histórico, ha preservado toda su arquitectura, incluidas las celdas de su época de prisión. Gomes aprovecha este concepto para utilizarlas como módulos donde 

“Propone circular por los distintos espacios del museo y nos invita a despojarnos del tiempo, a adentrarnos en esta especie de tiempos fractales, a estar afuera y adentro, reflexionar aproximándonos a la existencia de seres humanos con marcos de referencias distintas debido a sus condiciones neurológicas y al padecimiento de esta compleja enfermedad”, expresa en su reseña la curadora de la exposición, Matilde Sánchez.

Un ejemplo de esto se presenta en una instalación con cuatro telas negras que forman un cubo, envolviendo una silla vacía. En otra, el público debe atravesar un laberinto traslúcido que termina con una figura humana borrosa. Allí, se escucha un audio con frases como: “¿te acuerdas de mí?”,”¿sabes quién soy?”. 

“Son las típicas preguntas que le hacen los familiares a las personas con alzheimer. Entonces el asistente puede sentir, en cierto modo, ya metiéndose dentro del personaje en el laberinto, lo que sienten las personas con esta enfermedad. Alguien te está hablando, pero no identificas quién es. Si no reconoces a tu hijo, comienzas a sentir como una angustia”, señala el artista.

Perfil del artista

Foto: Cortesía

Gomes es hijo de inmigrantes portugueses, pero nació en Caracas. Dio sus primeros pasos en el arte exponiendo en eventos benéficos y en las salas del Centro Portugués, en Macaracuay, además de estudiar Diseño Gráfico en el Instituto de Diseño de Caracas. Sin embargo, no fue hasta que emigró a Costa Rica que decidió dedicar su vida por entero al arte.

Su estilo, con inspiraciones del fauvismo, se caracteriza por un gran protagonismo del color, aunque constantemente está en la búsqueda de su propia voz. De esta manera, ha participado en varias exposiciones en Costa Rica y otros países como México, Estados Unidos, Portugal e Italia. Es su segunda vez en el Museo Municipal de Cartago, donde en 2018 presentó su  muestra “Deconfiguration of Emotion”.

Entre sus exposiciones colectivas destaca su obra en el 5° Salón de la Pintura de la Menduina Schneider Art Gallery, en Los Ángeles (EE UU), La bienal Art for Change Celaya, en México. También cuenta con cinco muestras individuales, siendo la primera “Sculpture and Painting HG” (2015), en el Open Space Connel Academy de San José, Costa Rica. En esa ciudad también inauguró en 2019 “Evolution”, en la EMAI Gallery. En 2017 exhibió “Abstract Defying” en la sede de The Keyes Company, en Weston, Florida. 

“Yo como artista plástico considero que tengo una influencia bastante grande de mi conocimiento en el área de diseño gráfico y publicidad. He tratado de no meterme mucho con esa parte en los últimos años, pero sí con las enseñanzas que quedan. El arte es un trabajo, pero cuando uno lo disfruta se olvida de la parte publicitaria, porque estás pendiente de lograr tu obra y el mensaje a enviar”, declaró en una entrevista previa a El Diario.

Sentir el olvido

El arte de Heriberto Gomes le rinde tributo a la memoria perdida
Foto: Cortesía

“Ofrecer a través de esta operación estética la invitación a reflexionar sobre la memoria y el olvido, fomenta no sólo la posibilidad de abrir puertas y crear nuevos puntos de encuentro dentro de un contexto inclusivo como el museo, para la confrontación entre campos de estudios aparentemente lejanos como son el arte y la ciencia, sino que en este intersticio roza límites que generan particulares e interesantes interrogantes para ambas disciplinas”, reza el texto curatorial de Sánchez.

Para Gomes, la idea es sensibilizar a los asistentes sobre el alzheimer, que vivan en carne propia al menos las sensaciones de confusión, miedo e incertidumbre que padecen los pacientes. Una señal de tránsito oxidada marca diferentes puntos antes conocidos, como la cocina o el baño. Un rostro en una pintura escudriña con la mirada perdida, y un cerebro se convierte en una maraña de cables negros, completamente enredados.

El autor destaca entre las obras una torre de libros que representa todo el conocimiento adquirido en la vida. En su base, están visibles los lomos con los títulos de cada uno, aunque en la parte media se muestra su otro lado. Esto simboliza la información que todavía sigue allí, pero que es de difícil acceso porque ya no se sabe cuál libro es. Finalmente, la cima de la torre es una pila de páginas quemadas, de todo lo consumido por la enfermedad, y que ya no se puede recuperar. “Cuando la gente lo ve entiende el valor de todo el conocimiento que se pierde”, comenta.

Huellas eternas

Foto: Cortesía

En 2021, Gomes realizó su proyecto “La inmortalidad del momento”. Consistía en una serie de lienzos colocados en el suelo de algunas ciudades en diferentes países, con la intención de que la gente caminara sobre ellos y dejara sus huellas plasmadas sobre el blanco. Posteriormente, cada una quedaba registrada con la fecha, hora y coordenadas de la impresión. Entre los sitios donde se desplegó estuvo Nueva York y Hollywood (Florida), en Estados Unidos; Lisboa y Funchal, Portugal; Madrid, España y San José, Costa Rica.

Aquí, la idea parece tener un sentido opuesto al de “Hidden Memories”, donde cada momento se vuelve efímero en una mente incontinente. No obstante, se complementan al ser representaciones de la perennidad, de cómo un instante congelado en el tiempo puede permanecer, bien sea en forma de recuerdo, como una huella en un lienzo.  “Siempre trato de que mis obras permanezcan con ese mensaje, con ese aprendizaje, con esa sensibilización en algunos casos. La idea es precisamente esa, que permanezca en el tiempo y con ese mensaje vivo”, apunta Gomes.

Lienzo de “La inmortalidad del momento” en Lisboa, Portugual. Foto: Cortesía

Por ejemplo, el lienzo ubicado en Cartago se colocó en el lugar donde se firmó el Acta de Independencia de Costa Rica, exactamente durante las celebraciones de su bicentenario. Eso hace resaltante para Gomes, ver cómo se retrata un mismo punto con 200 años de diferencia. Con esto logró ser uno de los 14 artistas seleccionados para la Bienal de Cartago.

Justamente la intención de esa obra es ser presentada en diferentes ciudades. Aunque Gomes ha estado en conversaciones con algunos espacios en México, España, Estados Unidos y Portugal, reconoce que el proceso de evaluación de las obras puede durar varias semanas, por lo que aún no es algo concreto. Por otro lado, trabaja en Costa Rica en la organización de una exposición internacional para el segundo semestre de 2022, así como en otras locaciones para exhibir tanto “La inmortalidad del momento” como “Hidden Memories”. Resalta que le gustaría poder mostrar su arte en Venezuela, en la medida que las condiciones lo permitan y encuentre espacios disponibles. 

eldiario.com

Populares

Rafael “Pollo” Brito y Astolfo Daniel Romero se unen en “La Parranda del Parroquiano” un homenaje a Astolfo Romero “El Parroquiano”

El popurrí está disponible en plataformas digitales tanto de música como en YouTube, donde todos podrán disfrutar de este importante y sentido homenaje a...

Teke Factory lanza su modelo de franquicia con el apoyo de Tormo Franquicias Consulting

La consolidada empresa de fabricación y distribución internacional de tequeños impulsa su modelo de franquicia con diferentes formatos La gastronomía nacional está en incesante movimiento,...

El ‘Gran Amanecer Gaitero’ vuelve a la capital española este sábado 3 años después

El festival venezolano, que recuerda las simbólicas noches de los “gaitazos” hasta el amanecer, en ciudades como Maracaibo o Caracas, celebra su segunda edición,...

El George Harris estará en Madrid

El humorista sudamericano con más ventas en taquilla en el planeta, el venezolano George Harris, retorna a España para presentar “Hijo Único”, su nuevo show que equipara la crianza y la educación...