South-Cargo-Enero-2022
Inicio Destacados La oposición conquista Barinas, cuna de la revolución

La oposición conquista Barinas, cuna de la revolución

La derrota más dolorosa para el chavismo se produjo en Sabaneta, el pueblo natal de Hugo Chávez. Allí también ganó Garrido

Sergio Garrido, candidato de la oposición, hace un gesto triunfal en el colegio electoral.FEDERICO PARRAAFP

«¡Sí se pudo, sí se pudo! ¡Viva Barinas!». La oposición volvió a derrotar al chavismo en la cuna de la revolución dos meses después de la disputa de los comicios regionales, una victoria recibida con alborozo doble por dirigentes y seguidores. En noviembre fue Freddy Superlano quien venció a Argenis Chávez por unos pocos votos en una sorpresa histórica.

Después llegó la intervención de Nicolás Maduro y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que ordenaron repetir las elecciones, amparados en fraudulentos motivos administrativos y empujados por el simbolismo que para el chavismo guarda su santuario de Barinas. Un nuevo golpe electoral, como los que se suceden desde la victoria parlamentaria de la oposición en 2015.

Este domingo el turno al bate, como le gusta decir al venezolano, le correspondió a Sergio Garrido, candidato por exclusión ante la inhabilitación de los dirigentes más conocidos. El símil pelotero (béisbol) encajó a la perfección con lo sucedido.

«¡Barinas se levantó!», se ufanó el propio Garrido como si estuviera en un estadio. Los primeros datos de su comando de campaña comenzaban a llegar para confirmar previsiones y encuestas. Su ventaja había crecido de unos pocos votos a miles. La derrota más dolorosa para el chavismo se produjo en Sabaneta, el pueblo natal de Hugo Chávez. Allí también ganó Garrido.

De momento no se tratan de resultados oficiales, ya que el Consejo Nacional Electoral (CNE), de mayoría chavista, oculta los resultados parciales hasta que lee de forma pública los datos definitivos. Como hace medio siglo. Los canales del Estado, como si vivieran un luto por adelantado, dieron por terminada su cobertura electoral para regresar a su tediosa programación de todos los días.

El que sí asumió su estrepitosa derrota fue el excanciller Jorge Arreaza, «paracaidista político» de última hora y abanderado de la revolución: «Barinas querida. Aunque aumentamos la votación, no hemos logrado el objetivo. Agradezco de corazón a nuestra heroica militancia. Seguiremos protegiendo al pueblo barinés desde todos los espacios».

Garrido, el dirigente humilde, el hombre de la camisa a cuadros, agricultor y llanero por los cuatro costados, pasó por encima como un tranvía del enviado por Nicolás Maduro a la tierra que vio nacer a Hugo Chávez, gobernada por su familia durante 22 años.

El fraude electoral montado por el Palacio de Miraflores para repetir las elecciones ganadas limpiamente por la oposición en noviembre, no sirvió para remontar en las urnas, aunque se desconoce cuál será la decisión final que tome la revolución. De palabras de Arreaza se avizora que el chavismo puede elegir una de sus estrategias favoritas cuando pierde en las urnas: nombrar un «protector», un gobernador paralelo que arrebata competencias y presupuestos al verdadero gobernador para manejar los destinos del estado.

La realidad es que el candidato de la Unidad Democrática multiplicó los votos y arrasó en las urnas. De nada le sirvió a la revolución bolivariana el ventajismo descomunal durante la campaña electoral como hacía tiempo que no se veía, en medio de un despliegue militar que ha transformado a Barinas en un gigantesco cuartel. Y una oleada de promesas de felicidad futura para el santuario de los bolivarianos.

A la postre en el ánimo de los llaneros ha influido más la realidad que el chantaje gubernamental, que ha repartido electrodomésticos, bombonas de gas, techos de zinc, cemento, cajas de comida subsidiada y toneladas de regalos como si se tratara de los Reyes Magos de Caracas. Barinas vive sus tiempos más oscuros, atrapada entre la pobreza, la emigración y el derrumbe de los servicios estatales provocado por la desastrosa gestión bolivariana.

«Linda Barinas (canción llanera). Donde empezó, termina. Unidos vamos a defender la voluntad de una poderosa mayoría que no se rinde, ni lo hará, hasta ver de nuevo la democracia en Venezuela. Barinas, ejemplo de lucha y resistencia», se congratuló Juan Guaidó, recién confirmado al frente de la presidencia encargada durante todo el año.

elmundo.es

Populares

Más de 6 mil pasaportes y prórrogas llegaron a Madrid

La lista de los pasaportes disponibles está publicada en la web del Consulado de Venezuela en Madrid El Consulado de Venezuela en Madrid recibió de...

Wilfrido Vargas: Venezuela se había convertido en una necesidad para mi

Wilfrido Vargas, cantautor y músico dominicano regresó a Venezuela luego de una década para presentar su show «In Concert 80» junto a la venezolana...

Los venezolanos en España se organizan para pedir que se abra el registro electoral

Los venezolanos en el exilio no renuncian a sus derechos políticos y en vista de que la dictadura de Nicolás Maduro enfila sus esfuerzos...

Así se preparan las arepas venezolanas de reina pepiada

Se te hará la boca agua con estas arepas de relleno cremoso a base de pollo desmechado y aguacate, perfectas para el verano. La reina...
- PUBLICIDAD -

La oposición conquista Barinas, cuna de la revolución

La derrota más dolorosa para el chavismo se produjo en Sabaneta, el pueblo natal de Hugo Chávez. Allí también ganó Garrido

Sergio Garrido, candidato de la oposición, hace un gesto triunfal en el colegio electoral.FEDERICO PARRAAFP

«¡Sí se pudo, sí se pudo! ¡Viva Barinas!». La oposición volvió a derrotar al chavismo en la cuna de la revolución dos meses después de la disputa de los comicios regionales, una victoria recibida con alborozo doble por dirigentes y seguidores. En noviembre fue Freddy Superlano quien venció a Argenis Chávez por unos pocos votos en una sorpresa histórica.

Después llegó la intervención de Nicolás Maduro y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que ordenaron repetir las elecciones, amparados en fraudulentos motivos administrativos y empujados por el simbolismo que para el chavismo guarda su santuario de Barinas. Un nuevo golpe electoral, como los que se suceden desde la victoria parlamentaria de la oposición en 2015.

Este domingo el turno al bate, como le gusta decir al venezolano, le correspondió a Sergio Garrido, candidato por exclusión ante la inhabilitación de los dirigentes más conocidos. El símil pelotero (béisbol) encajó a la perfección con lo sucedido.

«¡Barinas se levantó!», se ufanó el propio Garrido como si estuviera en un estadio. Los primeros datos de su comando de campaña comenzaban a llegar para confirmar previsiones y encuestas. Su ventaja había crecido de unos pocos votos a miles. La derrota más dolorosa para el chavismo se produjo en Sabaneta, el pueblo natal de Hugo Chávez. Allí también ganó Garrido.

De momento no se tratan de resultados oficiales, ya que el Consejo Nacional Electoral (CNE), de mayoría chavista, oculta los resultados parciales hasta que lee de forma pública los datos definitivos. Como hace medio siglo. Los canales del Estado, como si vivieran un luto por adelantado, dieron por terminada su cobertura electoral para regresar a su tediosa programación de todos los días.

El que sí asumió su estrepitosa derrota fue el excanciller Jorge Arreaza, «paracaidista político» de última hora y abanderado de la revolución: «Barinas querida. Aunque aumentamos la votación, no hemos logrado el objetivo. Agradezco de corazón a nuestra heroica militancia. Seguiremos protegiendo al pueblo barinés desde todos los espacios».

Garrido, el dirigente humilde, el hombre de la camisa a cuadros, agricultor y llanero por los cuatro costados, pasó por encima como un tranvía del enviado por Nicolás Maduro a la tierra que vio nacer a Hugo Chávez, gobernada por su familia durante 22 años.

El fraude electoral montado por el Palacio de Miraflores para repetir las elecciones ganadas limpiamente por la oposición en noviembre, no sirvió para remontar en las urnas, aunque se desconoce cuál será la decisión final que tome la revolución. De palabras de Arreaza se avizora que el chavismo puede elegir una de sus estrategias favoritas cuando pierde en las urnas: nombrar un «protector», un gobernador paralelo que arrebata competencias y presupuestos al verdadero gobernador para manejar los destinos del estado.

La realidad es que el candidato de la Unidad Democrática multiplicó los votos y arrasó en las urnas. De nada le sirvió a la revolución bolivariana el ventajismo descomunal durante la campaña electoral como hacía tiempo que no se veía, en medio de un despliegue militar que ha transformado a Barinas en un gigantesco cuartel. Y una oleada de promesas de felicidad futura para el santuario de los bolivarianos.

A la postre en el ánimo de los llaneros ha influido más la realidad que el chantaje gubernamental, que ha repartido electrodomésticos, bombonas de gas, techos de zinc, cemento, cajas de comida subsidiada y toneladas de regalos como si se tratara de los Reyes Magos de Caracas. Barinas vive sus tiempos más oscuros, atrapada entre la pobreza, la emigración y el derrumbe de los servicios estatales provocado por la desastrosa gestión bolivariana.

«Linda Barinas (canción llanera). Donde empezó, termina. Unidos vamos a defender la voluntad de una poderosa mayoría que no se rinde, ni lo hará, hasta ver de nuevo la democracia en Venezuela. Barinas, ejemplo de lucha y resistencia», se congratuló Juan Guaidó, recién confirmado al frente de la presidencia encargada durante todo el año.

elmundo.es

Populares

Más de 6 mil pasaportes y prórrogas llegaron a Madrid

La lista de los pasaportes disponibles está publicada en la web del Consulado de Venezuela en Madrid El Consulado de Venezuela en Madrid recibió de...

Wilfrido Vargas: Venezuela se había convertido en una necesidad para mi

Wilfrido Vargas, cantautor y músico dominicano regresó a Venezuela luego de una década para presentar su show «In Concert 80» junto a la venezolana...

Los venezolanos en España se organizan para pedir que se abra el registro electoral

Los venezolanos en el exilio no renuncian a sus derechos políticos y en vista de que la dictadura de Nicolás Maduro enfila sus esfuerzos...

Así se preparan las arepas venezolanas de reina pepiada

Se te hará la boca agua con estas arepas de relleno cremoso a base de pollo desmechado y aguacate, perfectas para el verano. La reina...