South-Cargo-Navidad-2021
Inicio Destacados Del 58 al 34: Una ventana a la comunidad de venezolanos que...

Del 58 al 34: Una ventana a la comunidad de venezolanos que emprenden en Galicia

Ana María Vigo Pazos se mudó hace tres años a Sada y comenzó un proyecto con el que ha logrado reunir a numerosos ciudadanos procedentes de Venezuela que iniciaron sus negocios en la comunidad gallega

Paula Quintás

Ana María Vigo Pazos es una venezolana descendiente de gallegos que llegó hace tres años a Sada (A Coruña) con sus dos mellizos tras trabajar durante años como jefa de prensa en diferentes eventos con artistas. La realidad que ella misma había vivido junto con los mensajes que recibía de sus compatriotas emigrados que decidían emprender la llevaron hace unos dos años a iniciar el proyecto Del 58 al 34bautizado así por los prefijos telefónicos de ambos países.

Esta iniciativa busca reunir y poner en contacto a los venezolanos residentes en España que han decidido emprender y se ha convertido en una ventana para todos ellos a través de Instagram y WhatsApp. Vigo cuenta en las redes sociales las historias de las personas que, dejando la vida que tenían atrás, buscan una salida en Galicia u otra comunidad en sectores que muchas veces nada tienen que ver con los trabajos que desempeñaban en Venezuela.

Una historia detrás de cada emprendedor

«Muchas veces se tienen que reinventar al emigrar. A muchos de los que están en A Coruña los conozco personalmente», explica esta mujer que también les da consejos sobre como publicar en redes. Así, Vigo les pregunta por qué decidieron emigrar, que hacían en Venezuela y qué hacen en España o cómo llegaron hasta donde están para acercar su realidad a los seguidores de Del 58 al 34. «Tienen historias muy fuertes. A algunos los secuestraron o no pudieron continuar más ejerciendo lo que estaban haciendo, pero la esencia es que tienes que seguir adelante y adaptarte», explica la responsable del perfil.

Esta iniciativa nacida en Sada no solo buscar darles visibilidad a los proyectos de los venezolanos en España sino también ponerlos en contacto para que puedan colaborar entre ellos y apoyarse mutuamente, creando una bonita comunidad. «Todos estamos en el mismo proceso. Esto es totalmente un networking, intento que hagan publicidad de lo que hacen y que se ayuden para encontrar trabajo o comprándose productos unos a otros», indica Vigo.

Precisamente, una de los aspectos que destaca la creadora de Del 58 al 34 es la buena adaptación entre la cultura española y venezolana. «Ya no se queda solamente en una sola cultura venezolana sino que estamos haciendo una fusión, como en su momento hizo España con Venezuela. Mis padres son emigrantes, son hija de gallegos, y siempre hubo una fusión de culturas», explica la administradora del perfil, que reconoce que el hecho de que tanto ella como sus hijos tengan nacionalidad española les ayudó a la hora de llegar a Galicia.

Los venezolanos de Del 58 al 34

El ámbito en los que más venezolanos inician sus proyectos es el gastronómico, tanto en lo referente a restaurantes como en decoraciones de tartas y otros dulces. «En Venezuela tenemos la costumbre de hacer la tarta decorada o de hacer un cumple para niños con mucha decoración», explica Vigo. Otra de las ramas en las que más emprendimiento hay es la artesanal, según indica la responsable de las redes.

Los entre 30 y 50 emprendedores procedentes de Venezuela que participan en la iniciativa están instalados, sobre todo, en Vigo y A Coruña, así como en Ourense. «Aquí mismo en Sada, donde yo vivo, hay cuatro o cinco negocios de venezolanos: una juguetería, dos cafés, una peluquería y alguien que hace uñas», ejemplifica Vigo. Todos los venezolanos interesados en formar parte de esta iniciativa pueden ponerse en contacto con Ana María Vigo a través del Instagram de Del 58 al 34 o incluso del suyo personal.

Proyectos de futuro

«Estas semanas se están reactivando mucho los eventos y como tengo contactos de artistas y de productores, se están viniendo algunos eventos musicales o de stand-up comedy a A Coruña y otras ciudades. Yo trato de hacer esas alianzas a la hora de contactar con los patrocinadores y que los emprendedores tengan su visibilidad en los eventos, que se cree un feedback entre ambos«, explica la responsable de la iniciativa.

Otro de los objetivos de Vigo es organizar ferias en A Coruña y poder llevarlas, con el tiempo, a otros lugares para dar a conocer los proyectos que forman parte de Del 58 al 34. Pero no se queda ahí. La community manager ha comenzado las gestiones para crear una asociación de venezolanos en Sada con el objetivo de unir a sus compatriotas a nivel sociocultural y orientarlos en trámites burocráticos, así como recuperar celebraciones como las arepadas que se hacían antes de la pandemia.

Fuente https://www.elespanol.com/quincemil/articulos/economia/del-58-al-34-una-ventana-a-la-comunidad-de-venezolanos-que-emprenden-en-galicia

Populares

Juvenalia 2021: Una apuesta segura para divertirse

La cita anual de diversión familiar y escolar, itu mejor aliado para que los más pequeños se lo pasen genial! Fecha: Desde 03 de diciembre de...

Vox y PP de la Comunidad de Madrid, la apuesta por el futuro de España

Por Daniel Lema Rincón A principios de semana se conoció la firma del acuerdo entre la Comunidad de Madrid, y el grupo parlamentario VOX, ...

Simón Bolívar, personaje conocido y mito por desconocer

Conferencia 'Simón Bolívar, personaje conocido y mito por desconocer', a cargo de Juan Carlos Chirinos, dentro del ciclo 'Los próceres americanos dos siglos después. Emociones políticas y...

Grupo Fivenca adquiere importante participación en Ridery, la app de movilidad líder en Venezuela

El grupo empresarial dirige la mirada a los nuevos emprendimientos del país con base tecnológica, para acelerarlos e incorporarlos en el mercado de valores...
- PUBLICIDAD -

Del 58 al 34: Una ventana a la comunidad de venezolanos que emprenden en Galicia

Ana María Vigo Pazos se mudó hace tres años a Sada y comenzó un proyecto con el que ha logrado reunir a numerosos ciudadanos procedentes de Venezuela que iniciaron sus negocios en la comunidad gallega

Paula Quintás

Ana María Vigo Pazos es una venezolana descendiente de gallegos que llegó hace tres años a Sada (A Coruña) con sus dos mellizos tras trabajar durante años como jefa de prensa en diferentes eventos con artistas. La realidad que ella misma había vivido junto con los mensajes que recibía de sus compatriotas emigrados que decidían emprender la llevaron hace unos dos años a iniciar el proyecto Del 58 al 34bautizado así por los prefijos telefónicos de ambos países.

Esta iniciativa busca reunir y poner en contacto a los venezolanos residentes en España que han decidido emprender y se ha convertido en una ventana para todos ellos a través de Instagram y WhatsApp. Vigo cuenta en las redes sociales las historias de las personas que, dejando la vida que tenían atrás, buscan una salida en Galicia u otra comunidad en sectores que muchas veces nada tienen que ver con los trabajos que desempeñaban en Venezuela.

Una historia detrás de cada emprendedor

«Muchas veces se tienen que reinventar al emigrar. A muchos de los que están en A Coruña los conozco personalmente», explica esta mujer que también les da consejos sobre como publicar en redes. Así, Vigo les pregunta por qué decidieron emigrar, que hacían en Venezuela y qué hacen en España o cómo llegaron hasta donde están para acercar su realidad a los seguidores de Del 58 al 34. «Tienen historias muy fuertes. A algunos los secuestraron o no pudieron continuar más ejerciendo lo que estaban haciendo, pero la esencia es que tienes que seguir adelante y adaptarte», explica la responsable del perfil.

Esta iniciativa nacida en Sada no solo buscar darles visibilidad a los proyectos de los venezolanos en España sino también ponerlos en contacto para que puedan colaborar entre ellos y apoyarse mutuamente, creando una bonita comunidad. «Todos estamos en el mismo proceso. Esto es totalmente un networking, intento que hagan publicidad de lo que hacen y que se ayuden para encontrar trabajo o comprándose productos unos a otros», indica Vigo.

Precisamente, una de los aspectos que destaca la creadora de Del 58 al 34 es la buena adaptación entre la cultura española y venezolana. «Ya no se queda solamente en una sola cultura venezolana sino que estamos haciendo una fusión, como en su momento hizo España con Venezuela. Mis padres son emigrantes, son hija de gallegos, y siempre hubo una fusión de culturas», explica la administradora del perfil, que reconoce que el hecho de que tanto ella como sus hijos tengan nacionalidad española les ayudó a la hora de llegar a Galicia.

Los venezolanos de Del 58 al 34

El ámbito en los que más venezolanos inician sus proyectos es el gastronómico, tanto en lo referente a restaurantes como en decoraciones de tartas y otros dulces. «En Venezuela tenemos la costumbre de hacer la tarta decorada o de hacer un cumple para niños con mucha decoración», explica Vigo. Otra de las ramas en las que más emprendimiento hay es la artesanal, según indica la responsable de las redes.

Los entre 30 y 50 emprendedores procedentes de Venezuela que participan en la iniciativa están instalados, sobre todo, en Vigo y A Coruña, así como en Ourense. «Aquí mismo en Sada, donde yo vivo, hay cuatro o cinco negocios de venezolanos: una juguetería, dos cafés, una peluquería y alguien que hace uñas», ejemplifica Vigo. Todos los venezolanos interesados en formar parte de esta iniciativa pueden ponerse en contacto con Ana María Vigo a través del Instagram de Del 58 al 34 o incluso del suyo personal.

Proyectos de futuro

«Estas semanas se están reactivando mucho los eventos y como tengo contactos de artistas y de productores, se están viniendo algunos eventos musicales o de stand-up comedy a A Coruña y otras ciudades. Yo trato de hacer esas alianzas a la hora de contactar con los patrocinadores y que los emprendedores tengan su visibilidad en los eventos, que se cree un feedback entre ambos«, explica la responsable de la iniciativa.

Otro de los objetivos de Vigo es organizar ferias en A Coruña y poder llevarlas, con el tiempo, a otros lugares para dar a conocer los proyectos que forman parte de Del 58 al 34. Pero no se queda ahí. La community manager ha comenzado las gestiones para crear una asociación de venezolanos en Sada con el objetivo de unir a sus compatriotas a nivel sociocultural y orientarlos en trámites burocráticos, así como recuperar celebraciones como las arepadas que se hacían antes de la pandemia.

Fuente https://www.elespanol.com/quincemil/articulos/economia/del-58-al-34-una-ventana-a-la-comunidad-de-venezolanos-que-emprenden-en-galicia

Populares

Juvenalia 2021: Una apuesta segura para divertirse

La cita anual de diversión familiar y escolar, itu mejor aliado para que los más pequeños se lo pasen genial! Fecha: Desde 03 de diciembre de...

Vox y PP de la Comunidad de Madrid, la apuesta por el futuro de España

Por Daniel Lema Rincón A principios de semana se conoció la firma del acuerdo entre la Comunidad de Madrid, y el grupo parlamentario VOX, ...

Simón Bolívar, personaje conocido y mito por desconocer

Conferencia 'Simón Bolívar, personaje conocido y mito por desconocer', a cargo de Juan Carlos Chirinos, dentro del ciclo 'Los próceres americanos dos siglos después. Emociones políticas y...

Grupo Fivenca adquiere importante participación en Ridery, la app de movilidad líder en Venezuela

El grupo empresarial dirige la mirada a los nuevos emprendimientos del país con base tecnológica, para acelerarlos e incorporarlos en el mercado de valores...