South-Cargo2
Inicio Farándula El bailaor español que viaja a Venezuela para encarnar en el escenario...

El bailaor español que viaja a Venezuela para encarnar en el escenario a Simón Bolívar

El artista y coreógrafo andaluz David Morales habla con RT sobre su pasión por el baile, sobre la libertad, la solidaridad y la visión de la situación venezolana, más allá de los noticieros

Que un español suba a un escenario venezolano para bailar flamenco interpretando a un Simón Bolívar que habla de libertad ha sido suficiente para que haya sido tildado de provocador, aún sin presentarse.

Se trata del espectáculo ‘Invicto‘, del bailaor y coreógrafo andaluz David Morales, que llega este fin de semana a Caracas, con música original de Salvador Andrés Santiago y una puesta en escena de bailaoras y músicos venezolanos y españoles. 

Venezuela celebra este sábado y domingo dos fechas importantes. El 24 de julio se conmemoran los 238 años del nacimiento del Libertador Simón Bolívar y al día siguiente, los 454 años de la fundación de Caracas, la ciudad que lo vio nacer y donde se declaró la independencia de la Corona española en 1811.

En estos dos días, que tienen gran importancia simbólica e histórica para los venezolanos, se presentará ‘Invicto’, el Teatro Teresa Carreño, el más importante de la capital venezolana, para llevar al escenario los sueños que tuvo Bolívar, encarnado por Morales, una noche antes de la Batalla de Carabobo (1821), que consolidó la independencia venezolana y americana. 

«El niño de los pies de oro»

Morales nació en 1971 en La Línea de Concepción, en la provincia de Cádiz, en España. Empezó a bailar flamenco desde muy pequeño. A los 10 años ya participaba en giras internacionales y era conocido como «El niño de los pies de oro». En esos años compartió escenario con los ya fallecidos José Monje Cruz ‘Camarón de la Isla’ y Antonio José Cortés Pantoja ‘Chiquetete’, además de Antonio Fernández Díaz ‘Fosforito’ y Paco Cepero.

Su primera producción, ‘Sensación’, la estrenó en 1998. Le siguieron ‘Contrabandistas’ (2002), ‘Íntimo’ (2003), ‘Abraçado’ (2005), una fusión con samba y flamenco, ‘El Indiano (bailes de ida y vuelta)’ (2008), ‘Lorca muerto de amor’ (2014), ‘Amor en libertad’ (2017) y ‘Mirando al sur’ (2020), entre otros.

Este bailaor y coreógrafo, que cumplió 40 años de trayectoria artística en 2019, ha sido reconocido en España y en países como Argentina y Uruguay. RT lo entrevistó para hablar más de cerca sobre su relación con el flamenco y la importancia que le da a los mensajes de libertad y solidaridad en sus producciones. Además, revelará cuáles han sido las reacciones de su entorno al encarnar a un Bolívar independentista y al mantener una relación de amistad con el presidente venezolano Nicolás Maduro.

RT: ¿Por qué presentarse en Venezuela?

D.M.: Siempre es un momento importante y es bueno que la cultura esté por delante de toda arma política. Es una forma de que el mundo vea que la cultura rompe fronteras y muros. Es un momento para separar esa idea de que no somos hermanos. Lo somos y tenemos muchas cosas en común. Por eso creo que el flamenco es tan internacional, porque es un arte muy profundo, del pueblo andaluz, de años de unión de culturas y siempre es un buen momento para pacificar cosas con los mensajes que se hacen desde el escenario.

Bailaor y coreógrafo español David Morales en el Teatro Teresa CarreñoJacobo Méndez

RT: ¿De qué se trata ‘Invicto’, su espectáculo?

D.M.: ‘Invicto’ es el sueño que Bolívar tuvo antes de la Batalla de Carabobo: hubo tormentas, pesadillas, juego con niños, baila con [Antonio José de] Sucre y con [Francisco de] Miranda, hay tambor, joropo y tristeza porque muere María Teresa [del Toro, su esposa]. Un poco de lo que vivió y siguió viviendo, lo que deja en el mundo que termina viendo 200 años después.

RT: Si bien el flamenco es una mezcla de culturas, ¿por qué incluir a Venezuela en su espectáculo?

D.M.: En el flamenco tenemos los ‘bailes y cantes de ida y vuelta’. Cuando nuestro flamenco venía a América, se enriquecía con la música y volvía mucho más rico. Tenemos varios estilos: la milonga flamenca, que no tiene relación con Argentina; la colombiana, que tampoco tiene que ver con Colombia; la vidalita, entre otras.

Está nuestro flamenco por un lado, que es donde nace y se fragua esa mezcla de culturas judía y árabe, del campesino andaluz, del gitano, y después está esa unión con esos cantes latinoamericanos, con esos ritmos africanos. Es una mezcla total de músicas que lo enriquecen.

¿Y por qué haces Bolívar, que mató a tantos españoles?

En cuanto a la música venezolana, el joropo cogió su camino solo, pero viene del fandango flamenco.

RT: Recientemente dijo que las alpargatas para bailar joropo lo estaban matando. ¿Ya las domina?

D.M.: El joropo me tiene atormentado pero lo estoy trabajando muchísimo porque se baila pisando completamente y nosotros lo hacemos con tacón y planta, y usamos otro tipo de juego de tobillo. El joropo es más golpe plano. Me está costando trabajo pero estoy con muchas ganas de mostrarlo en el escenario. Voy a bailar con alpargatas.

RT: Si hubiera bailado flamenco a favor de la libertad en los tiempos de Bolívar, ¿cree que lo hubieran llamado traidor?, ¿lo acusan de lo mismo ahora?

D.M.: Doscientos años después, América sigue en disputa. Pienso que sí, porque ahora mismo, con todas las libertades que tenemos en España y en Europa, tengo amigos que no me acusan, y se supone que me quieren, pero me dicen: «¿Y por qué haces Bolívar, que mató a tantos españoles?». Y estoy contando una parte de la historia muy importante. Bolívar fue un gran hombre, hizo mucho por América. Es un héroe. Para mí rendirle homenaje es mucha responsabilidad porque soy flamenco, pero me siento bastante orgulloso de poder hacerlo y lo hago con todo el cariño y respeto.

RT: ¿Dé donde surge su admiración por Bolívar?

D.M.: Conocí el libro ‘Las más hermosas cartas de amor entre y Manuela y Simón’. De ahí surgió nuestra anterior producción que fue ‘Amor en libertad’ [presentada en Venezuela en 2018]. Empecé a conocer al personaje y, mientras más iba viendo más cosas de él, más me apasionaba. En el ‘Diario de Bucaramanga’ [escrito por Luis Perú de Lacroix] dice que antes de tomar decisiones importantes bailaba, porque le gustaba hacerlo, también habla de cómo enamoraba a Manuela. Era un galán. Creo que todo tiene que ver mucho con el flamenco y a mí me enamoró eso.

Ensayo de la obra ‘Invicto’, en el Teatro Teresa Carreño, en CaracasJacobo Méndez

Ahora, con los 200 años de la Batalla de Carabobo, si aquello de Bolívar y Manuela fue una celebración del amor, ahora es una celebración de la libertad. Creo que nuestro espectáculo ‘Invicto’ se podría llamar también una celebración de la libertad.

RT: Bolívar salió con su espada a liberar a otros países, ¿usted habla de libertad a través del flamenco?

D.M.: Cuando hago una producción me gusta que haya un mensaje. Cuando montamos ‘Lorca, muerto de amor’, que fue un espectáculo sobre Federico García Lorca, el poeta andaluz más internacional, nos atrevimos a contar su historia de amor con Juan Ramírez de Lucas; cuando hicimos ‘El Indiano’, me gustaba mostrar esos cantes de ida y vuelta. Anteriormente hicimos un espectáculo que era un homenaje a mis abuelos, al contrabando, al matuteo, a ese momento de la posguerra en España cuando la frontera de Gibraltar ayudó a subsistir a Andalucía, ese estraperlo. Hicimos un homenaje a esos abuelos que ya no están y que tanto trabajaron corriendo de la Guardia Civil para traer el tabaco, la penicilina. Me gusta que los espectáculos tengan mensajes: la libertad, ayudar al más débil, la igualdad, el amor. Hay que mostrar cosas para que el público disfrute, se emocione, lo pase bien con la música, que llore. Quiero que cuando salga se quede algo en su pensamiento.

RT: ¿Le han dicho provocador por los temas que aborda en sus espectáculos?

D.M.: Mucho, y creo que me gusta sentir que alguien me diga provocador. Es importante provocar a la gente para que haya alguna reacción. Creo que el mensaje provocador puede funcionar bastante bien. Cuando presentamos el espectáculo de Lorca en el Carnegie Hall, en Nueva York, dos matrimonios se salieron porque yo, que hacía el papel de Federico García Lorca, y otro bailarín, que hacía de Juan Ramírez de Lucas, nos abrazábamos y no lo aguantaron. Son momentos de provocar, de que la gente te diga: «¿Qué haces siendo Bolívar si eres andaluz?».

Ahora estamos terminando en España un proyecto híbrido, con grabaciones, sobre la migración de los africanos en el Estrecho de Gibraltar. Hace unos días le tomamos unas declaraciones a uno de los inmigrantes que ya está estabilizado, trabajando, con siete años en Andalucía. Las cinco personas que estábamos ahí, grabándolo, tuvimos que dejar de hacerlo: no parábamos de llorar porque ese hombre narraba su camino desde Mali hasta Andalucía. También es provocador porque hay gente cada vez más retrógrada en el mundo y buscamos que los jóvenes vean que hay que ayudar al que puedan y mantenerse acorde con sus pensamientos.

David Morales, bailaor y coreógrafo flamenco

Siempre uno tiene muchos amigos, y cada uno vota por lo que quiera, y es importante que cada uno tenga su forma de pensar, pero hay que exigirle a las personas unos mínimos de coherencia y si desde nuestro escenario podemos aportar para que algunos más abran los ojos, lo seguiremos haciendo.

RT: Después de salir en un video bailando frente a Maduro, ¿cree que perdió algunos amigos?

D.M.: Ellos me respetan, pero algunos que saben que tengo buenas relaciones con el presidente, que es un cariño mutuo. De ese tema no se habla, aunque presumo, hablo bastante y los fastidio.

Fuente https://actualidad.rt.com/actualidad/398544-gustar-sentir-provocador-bailaor-espa%C3%B1ol-bolivar

Populares

Visa para nómadas digitales: ¿qué es y cómo solicitarla?

El trabajo a distancia es parte de la nueva normalidad generada por la pandemia de COVID-19. Esta medida ha evolucionado y muchos países que...

Exembajador de España en Venezuela se niega a declarar por caso de desfalco a Pdvsa

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional acusa a los socios del ex embajador español en Venezuela, Raúl Morodo de...

Venezuela es el único país americano que se mantiene por cinco años entre los que España desaconseja visitar

El mapa de la peligrosidad en el mundo durante este 2021, realizado por el diario español ABC, refleja a Venezuela casi como el único punto...

«Somos una mezcla de culturas»: venezolana recorre el mundo siendo nómada digital

De Caracas, Venezuela, a recorrer el mundo. Esta es la historia de Carla Díaz, una joven emprendedora que decidió aventurarse y mantener un estilo...
- PUBLICIDAD -

El bailaor español que viaja a Venezuela para encarnar en el escenario a Simón Bolívar

El artista y coreógrafo andaluz David Morales habla con RT sobre su pasión por el baile, sobre la libertad, la solidaridad y la visión de la situación venezolana, más allá de los noticieros

Que un español suba a un escenario venezolano para bailar flamenco interpretando a un Simón Bolívar que habla de libertad ha sido suficiente para que haya sido tildado de provocador, aún sin presentarse.

Se trata del espectáculo ‘Invicto‘, del bailaor y coreógrafo andaluz David Morales, que llega este fin de semana a Caracas, con música original de Salvador Andrés Santiago y una puesta en escena de bailaoras y músicos venezolanos y españoles. 

Venezuela celebra este sábado y domingo dos fechas importantes. El 24 de julio se conmemoran los 238 años del nacimiento del Libertador Simón Bolívar y al día siguiente, los 454 años de la fundación de Caracas, la ciudad que lo vio nacer y donde se declaró la independencia de la Corona española en 1811.

En estos dos días, que tienen gran importancia simbólica e histórica para los venezolanos, se presentará ‘Invicto’, el Teatro Teresa Carreño, el más importante de la capital venezolana, para llevar al escenario los sueños que tuvo Bolívar, encarnado por Morales, una noche antes de la Batalla de Carabobo (1821), que consolidó la independencia venezolana y americana. 

«El niño de los pies de oro»

Morales nació en 1971 en La Línea de Concepción, en la provincia de Cádiz, en España. Empezó a bailar flamenco desde muy pequeño. A los 10 años ya participaba en giras internacionales y era conocido como «El niño de los pies de oro». En esos años compartió escenario con los ya fallecidos José Monje Cruz ‘Camarón de la Isla’ y Antonio José Cortés Pantoja ‘Chiquetete’, además de Antonio Fernández Díaz ‘Fosforito’ y Paco Cepero.

Su primera producción, ‘Sensación’, la estrenó en 1998. Le siguieron ‘Contrabandistas’ (2002), ‘Íntimo’ (2003), ‘Abraçado’ (2005), una fusión con samba y flamenco, ‘El Indiano (bailes de ida y vuelta)’ (2008), ‘Lorca muerto de amor’ (2014), ‘Amor en libertad’ (2017) y ‘Mirando al sur’ (2020), entre otros.

Este bailaor y coreógrafo, que cumplió 40 años de trayectoria artística en 2019, ha sido reconocido en España y en países como Argentina y Uruguay. RT lo entrevistó para hablar más de cerca sobre su relación con el flamenco y la importancia que le da a los mensajes de libertad y solidaridad en sus producciones. Además, revelará cuáles han sido las reacciones de su entorno al encarnar a un Bolívar independentista y al mantener una relación de amistad con el presidente venezolano Nicolás Maduro.

RT: ¿Por qué presentarse en Venezuela?

D.M.: Siempre es un momento importante y es bueno que la cultura esté por delante de toda arma política. Es una forma de que el mundo vea que la cultura rompe fronteras y muros. Es un momento para separar esa idea de que no somos hermanos. Lo somos y tenemos muchas cosas en común. Por eso creo que el flamenco es tan internacional, porque es un arte muy profundo, del pueblo andaluz, de años de unión de culturas y siempre es un buen momento para pacificar cosas con los mensajes que se hacen desde el escenario.

Bailaor y coreógrafo español David Morales en el Teatro Teresa CarreñoJacobo Méndez

RT: ¿De qué se trata ‘Invicto’, su espectáculo?

D.M.: ‘Invicto’ es el sueño que Bolívar tuvo antes de la Batalla de Carabobo: hubo tormentas, pesadillas, juego con niños, baila con [Antonio José de] Sucre y con [Francisco de] Miranda, hay tambor, joropo y tristeza porque muere María Teresa [del Toro, su esposa]. Un poco de lo que vivió y siguió viviendo, lo que deja en el mundo que termina viendo 200 años después.

RT: Si bien el flamenco es una mezcla de culturas, ¿por qué incluir a Venezuela en su espectáculo?

D.M.: En el flamenco tenemos los ‘bailes y cantes de ida y vuelta’. Cuando nuestro flamenco venía a América, se enriquecía con la música y volvía mucho más rico. Tenemos varios estilos: la milonga flamenca, que no tiene relación con Argentina; la colombiana, que tampoco tiene que ver con Colombia; la vidalita, entre otras.

Está nuestro flamenco por un lado, que es donde nace y se fragua esa mezcla de culturas judía y árabe, del campesino andaluz, del gitano, y después está esa unión con esos cantes latinoamericanos, con esos ritmos africanos. Es una mezcla total de músicas que lo enriquecen.

¿Y por qué haces Bolívar, que mató a tantos españoles?

En cuanto a la música venezolana, el joropo cogió su camino solo, pero viene del fandango flamenco.

RT: Recientemente dijo que las alpargatas para bailar joropo lo estaban matando. ¿Ya las domina?

D.M.: El joropo me tiene atormentado pero lo estoy trabajando muchísimo porque se baila pisando completamente y nosotros lo hacemos con tacón y planta, y usamos otro tipo de juego de tobillo. El joropo es más golpe plano. Me está costando trabajo pero estoy con muchas ganas de mostrarlo en el escenario. Voy a bailar con alpargatas.

RT: Si hubiera bailado flamenco a favor de la libertad en los tiempos de Bolívar, ¿cree que lo hubieran llamado traidor?, ¿lo acusan de lo mismo ahora?

D.M.: Doscientos años después, América sigue en disputa. Pienso que sí, porque ahora mismo, con todas las libertades que tenemos en España y en Europa, tengo amigos que no me acusan, y se supone que me quieren, pero me dicen: «¿Y por qué haces Bolívar, que mató a tantos españoles?». Y estoy contando una parte de la historia muy importante. Bolívar fue un gran hombre, hizo mucho por América. Es un héroe. Para mí rendirle homenaje es mucha responsabilidad porque soy flamenco, pero me siento bastante orgulloso de poder hacerlo y lo hago con todo el cariño y respeto.

RT: ¿Dé donde surge su admiración por Bolívar?

D.M.: Conocí el libro ‘Las más hermosas cartas de amor entre y Manuela y Simón’. De ahí surgió nuestra anterior producción que fue ‘Amor en libertad’ [presentada en Venezuela en 2018]. Empecé a conocer al personaje y, mientras más iba viendo más cosas de él, más me apasionaba. En el ‘Diario de Bucaramanga’ [escrito por Luis Perú de Lacroix] dice que antes de tomar decisiones importantes bailaba, porque le gustaba hacerlo, también habla de cómo enamoraba a Manuela. Era un galán. Creo que todo tiene que ver mucho con el flamenco y a mí me enamoró eso.

Ensayo de la obra ‘Invicto’, en el Teatro Teresa Carreño, en CaracasJacobo Méndez

Ahora, con los 200 años de la Batalla de Carabobo, si aquello de Bolívar y Manuela fue una celebración del amor, ahora es una celebración de la libertad. Creo que nuestro espectáculo ‘Invicto’ se podría llamar también una celebración de la libertad.

RT: Bolívar salió con su espada a liberar a otros países, ¿usted habla de libertad a través del flamenco?

D.M.: Cuando hago una producción me gusta que haya un mensaje. Cuando montamos ‘Lorca, muerto de amor’, que fue un espectáculo sobre Federico García Lorca, el poeta andaluz más internacional, nos atrevimos a contar su historia de amor con Juan Ramírez de Lucas; cuando hicimos ‘El Indiano’, me gustaba mostrar esos cantes de ida y vuelta. Anteriormente hicimos un espectáculo que era un homenaje a mis abuelos, al contrabando, al matuteo, a ese momento de la posguerra en España cuando la frontera de Gibraltar ayudó a subsistir a Andalucía, ese estraperlo. Hicimos un homenaje a esos abuelos que ya no están y que tanto trabajaron corriendo de la Guardia Civil para traer el tabaco, la penicilina. Me gusta que los espectáculos tengan mensajes: la libertad, ayudar al más débil, la igualdad, el amor. Hay que mostrar cosas para que el público disfrute, se emocione, lo pase bien con la música, que llore. Quiero que cuando salga se quede algo en su pensamiento.

RT: ¿Le han dicho provocador por los temas que aborda en sus espectáculos?

D.M.: Mucho, y creo que me gusta sentir que alguien me diga provocador. Es importante provocar a la gente para que haya alguna reacción. Creo que el mensaje provocador puede funcionar bastante bien. Cuando presentamos el espectáculo de Lorca en el Carnegie Hall, en Nueva York, dos matrimonios se salieron porque yo, que hacía el papel de Federico García Lorca, y otro bailarín, que hacía de Juan Ramírez de Lucas, nos abrazábamos y no lo aguantaron. Son momentos de provocar, de que la gente te diga: «¿Qué haces siendo Bolívar si eres andaluz?».

Ahora estamos terminando en España un proyecto híbrido, con grabaciones, sobre la migración de los africanos en el Estrecho de Gibraltar. Hace unos días le tomamos unas declaraciones a uno de los inmigrantes que ya está estabilizado, trabajando, con siete años en Andalucía. Las cinco personas que estábamos ahí, grabándolo, tuvimos que dejar de hacerlo: no parábamos de llorar porque ese hombre narraba su camino desde Mali hasta Andalucía. También es provocador porque hay gente cada vez más retrógrada en el mundo y buscamos que los jóvenes vean que hay que ayudar al que puedan y mantenerse acorde con sus pensamientos.

David Morales, bailaor y coreógrafo flamenco

Siempre uno tiene muchos amigos, y cada uno vota por lo que quiera, y es importante que cada uno tenga su forma de pensar, pero hay que exigirle a las personas unos mínimos de coherencia y si desde nuestro escenario podemos aportar para que algunos más abran los ojos, lo seguiremos haciendo.

RT: Después de salir en un video bailando frente a Maduro, ¿cree que perdió algunos amigos?

D.M.: Ellos me respetan, pero algunos que saben que tengo buenas relaciones con el presidente, que es un cariño mutuo. De ese tema no se habla, aunque presumo, hablo bastante y los fastidio.

Fuente https://actualidad.rt.com/actualidad/398544-gustar-sentir-provocador-bailaor-espa%C3%B1ol-bolivar

Populares

Visa para nómadas digitales: ¿qué es y cómo solicitarla?

El trabajo a distancia es parte de la nueva normalidad generada por la pandemia de COVID-19. Esta medida ha evolucionado y muchos países que...

Exembajador de España en Venezuela se niega a declarar por caso de desfalco a Pdvsa

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional acusa a los socios del ex embajador español en Venezuela, Raúl Morodo de...

Venezuela es el único país americano que se mantiene por cinco años entre los que España desaconseja visitar

El mapa de la peligrosidad en el mundo durante este 2021, realizado por el diario español ABC, refleja a Venezuela casi como el único punto...

«Somos una mezcla de culturas»: venezolana recorre el mundo siendo nómada digital

De Caracas, Venezuela, a recorrer el mundo. Esta es la historia de Carla Díaz, una joven emprendedora que decidió aventurarse y mantener un estilo...