South-Cargo2
Inicio Arte y Cultura El Nazareno de San Pablo, la imagen de Jesús venezolana que los...

El Nazareno de San Pablo, la imagen de Jesús venezolana que los inmigrantes veneran

Es una réplica de la de la Basílica de Santa Teresa de Caracas. Está en la parroquia Nuestra Señora de Caacupé, en Rivadavia al 4800.

Nahuel Gallota

Un día cualquiera de 2019, el arquitecto venezolano Ángel Moya (43) caminaba por las calles de Retiro. Estaba mal: hacía días que se había quedado sin ahorros, y como no encontraba trabajo, sobrevivía cantando en los subtes. El proyecto laboral por el que aterrizó en Buenos Aires se había caído a horas de su llegada. Hasta que se topó con la Basílica del Santísimo Sacramento. Y todo cambiaría.

«Entré, me puse a llorar y me descompuse. Mi situación era desesperante. El cura me atendió, le conté que era arquitecto. Le mostré mi CV y a los dos días me consiguió un trabajo en una iglesia del barrio, como encargado de templo», recuerda.

Esa fue su primera relación con los templos porteños, que el miércoles de Semana Santa llegó al punto máximo. Ante más de 2 mil venezolanos, estrenó su flamante obra: una réplica del Nazareno de San Pablo de Caracas, la imagen más venerada de Venezuela. Fue en la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé, ubicada en avenida Rivadavia 4879, pleno Caballito.

La idea surgió por la consulta de varios compatriotas. Como sabían que trabajaba de encargado de templo, le preguntaban «¿dónde se hace la misa del Nazareno?». Pero en Buenos Aires no había tradición de conmemorarlo cada miércoles santo.

El arquitecto venezolano Angel Moya fue quien tuvo la iniciativa de hacer una réplica del Nazareno de San Pablo para ponerla en una iglesia porteña. Foto Marcelo Carroll

El arquitecto venezolano Angel Moya fue quien tuvo la iniciativa de hacer una réplica del Nazareno de San Pablo para ponerla en una iglesia porteña. Foto Marcelo Carroll

De ahí, Angel se propuso encontrar una iglesia que les permitiera festejar la tradicional Semana Santa venezolana. Visitó al padre Eusebio Ayala, quien suele recibir a varios fieles de esa nacionalidad y comenzaron a trabajar. 

«El miércoles santo los venezolanos llegaron llorando, de rodillas, con velas, con flores y los trajes o ropa morada del Nazareno -cuenta Moya-. El padre me cuenta que la gente sigue yendo a visitar la imagen. Va a quedarse en el templo, y hasta se creó una cofradía: el tercer domingo de cada mes se festejará la misa del Nazareno».

Moya explica: «Los migrantes nos encomendamos mucho a él. El gesto del Señor cargando la cruz es el reflejo del sufrimiento de los que tuvieron que salir del país». La obra fue realizada gracias al aporte de los fieles venezolanos, que donaron el dinero de los materiales. 

Moya afirma que el gesto de Jesucristo representa el sufrimiento de los migrantes. Foto Marcelo Carroll

Moya afirma que el gesto de Jesucristo representa el sufrimiento de los migrantes. Foto Marcelo Carroll

Grace Pérez (31) es de Caracas. Llegó a Buenos Aires en 2018. Es una de las venezolanas que el miércoles de Semana Santa visitó la réplica del Nazareno. Lo hizo por una promesa que había dejado por la mitad al salir de su país, y que retomó en Caballito. La cuenta emocionada: «Mi hija era bebé y se agarró una bronconeumonía. Estaba aislada, súper mal. En el mismo piso del hospital encontré una imagen del Nazareno. Le supliqué que me la salvara. A cambio, le prometí visitar su iglesia durante 8 Semanas Santas».

Durante los primeros cuatro años, Grace estuvo firme en la Basílica Santa Teresa, en Caracas, centro principal de veneración a la imagen del Nazareno de San Pablo en la Semana Santa. «Llegábamos de madrugada para poder ingresar. Eran varias cuadras de fila. Íbamos vestidas de morado, en su honor. Hasta antes de emigrar, nunca le falté«, dice.

El Nazareno de San Pablo es especialmente venerado el miércoles de Semana Santa. Foto Marcelo Carroll

El Nazareno de San Pablo es especialmente venerado el miércoles de Semana Santa. Foto Marcelo Carroll

Grace vive en Lanús y tiene un restó-bar de comidas típicas en Avellaneda, llamado «La Gran Parada». El miércoles en que se venera a Nazareno, por la mañana, se conectó a un Zoom familiar: algunos estaban en México, otros en los Estados Unidos, otros en Venezuela. Ella y su familia, en Buenos Aires. Rezaron juntos. Por la tarde viajó hasta Caballito. A la Parroquia.

«Lo que más me impresionó fue ver fieles con las túnicas moradas, a modo de promesa -observa-. Algunos me contaron que se las habían traído de Venezuela. En el lugar me encontré con compatriotas que conocía de mi país y les había perdido el rastro. Ir me generó un momento de tranquilidad; un recuerdo de lo que hacía con mi familia».

La imagen del Nazareno de San Pablo exhibida en una iglesia de Caballito recibe visitas de inmigrantes venezolanes a diario. Foto Marcelo Carroll

La imagen del Nazareno de San Pablo exhibida en una iglesia de Caballito recibe visitas de inmigrantes venezolanes a diario. Foto Marcelo Carroll

Luego de la misa, se realizó una procesión, en la puerta de la iglesia, que incluyó tambores y otros instrumentos típicos. A primera hora del día, el cura local había bendecido la imagen, que no es la única venerada por inmigrantes de la Ciudad.

Los bolivianos, por ejemplo, esperan el segundo y tercer domingo de octubre. y celebran a la Virgen de Copacabana en el Bajo Flores. El último domingo del mismo mes es el turno de la procesión de El Señor de los Milagros, muy venerado por los peruanos. La misa es en la Basílica de La Piedad, en Congreso, e incluye una recorrida a pie por la zona. Y en diciembre, los paraguayos le agradecen y piden a la Virgen de Caacupé. Van a misa y participan de una caravana.  

Fuente https://www.clarin.com/ciudades/nazareno-san-pablo-imagen-jesus-venezolana-inmigrantes-veneran-caballito_0_PkTEWms_r.html

Populares

Así fue el esperado encuentro de Chyno y Nacho en Premios Juventud

El dúo se presentó por primera vez en cuatro años en un escenario el próximo jueves 22 de julio en los escenarios de Premios...

Falleció a los 88 años el escritor y crítico venezolano Guillermo Sucre

El poeta, ensayista, docente y crítico literario Guillermo Sucre Figarella, autor de obras como Borges, el poeta, y La máscara, la transparencia, falleció en su residencia,...

TPS de EE. UU. para venezolanos: ¡ya pueden hacer la solicitud en línea!

Los venezolanos elegibles que solicitenel Estatus de Protección Temporal (TPS) ahora podrán presentar en línea su Formulario I-821, anunció el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) el miércoles...

¿Puede China ser un actor en la solución a la crisis venezolana?

Esa fue la duda que conocedores en la materia buscaron resolver en una conversación virtual, que abarcó desde Caracas a Beijing. Incluso en la...
- PUBLICIDAD -

El Nazareno de San Pablo, la imagen de Jesús venezolana que los inmigrantes veneran

Es una réplica de la de la Basílica de Santa Teresa de Caracas. Está en la parroquia Nuestra Señora de Caacupé, en Rivadavia al 4800.

Nahuel Gallota

Un día cualquiera de 2019, el arquitecto venezolano Ángel Moya (43) caminaba por las calles de Retiro. Estaba mal: hacía días que se había quedado sin ahorros, y como no encontraba trabajo, sobrevivía cantando en los subtes. El proyecto laboral por el que aterrizó en Buenos Aires se había caído a horas de su llegada. Hasta que se topó con la Basílica del Santísimo Sacramento. Y todo cambiaría.

«Entré, me puse a llorar y me descompuse. Mi situación era desesperante. El cura me atendió, le conté que era arquitecto. Le mostré mi CV y a los dos días me consiguió un trabajo en una iglesia del barrio, como encargado de templo», recuerda.

Esa fue su primera relación con los templos porteños, que el miércoles de Semana Santa llegó al punto máximo. Ante más de 2 mil venezolanos, estrenó su flamante obra: una réplica del Nazareno de San Pablo de Caracas, la imagen más venerada de Venezuela. Fue en la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé, ubicada en avenida Rivadavia 4879, pleno Caballito.

La idea surgió por la consulta de varios compatriotas. Como sabían que trabajaba de encargado de templo, le preguntaban «¿dónde se hace la misa del Nazareno?». Pero en Buenos Aires no había tradición de conmemorarlo cada miércoles santo.

El arquitecto venezolano Angel Moya fue quien tuvo la iniciativa de hacer una réplica del Nazareno de San Pablo para ponerla en una iglesia porteña. Foto Marcelo Carroll

El arquitecto venezolano Angel Moya fue quien tuvo la iniciativa de hacer una réplica del Nazareno de San Pablo para ponerla en una iglesia porteña. Foto Marcelo Carroll

De ahí, Angel se propuso encontrar una iglesia que les permitiera festejar la tradicional Semana Santa venezolana. Visitó al padre Eusebio Ayala, quien suele recibir a varios fieles de esa nacionalidad y comenzaron a trabajar. 

«El miércoles santo los venezolanos llegaron llorando, de rodillas, con velas, con flores y los trajes o ropa morada del Nazareno -cuenta Moya-. El padre me cuenta que la gente sigue yendo a visitar la imagen. Va a quedarse en el templo, y hasta se creó una cofradía: el tercer domingo de cada mes se festejará la misa del Nazareno».

Moya explica: «Los migrantes nos encomendamos mucho a él. El gesto del Señor cargando la cruz es el reflejo del sufrimiento de los que tuvieron que salir del país». La obra fue realizada gracias al aporte de los fieles venezolanos, que donaron el dinero de los materiales. 

Moya afirma que el gesto de Jesucristo representa el sufrimiento de los migrantes. Foto Marcelo Carroll

Moya afirma que el gesto de Jesucristo representa el sufrimiento de los migrantes. Foto Marcelo Carroll

Grace Pérez (31) es de Caracas. Llegó a Buenos Aires en 2018. Es una de las venezolanas que el miércoles de Semana Santa visitó la réplica del Nazareno. Lo hizo por una promesa que había dejado por la mitad al salir de su país, y que retomó en Caballito. La cuenta emocionada: «Mi hija era bebé y se agarró una bronconeumonía. Estaba aislada, súper mal. En el mismo piso del hospital encontré una imagen del Nazareno. Le supliqué que me la salvara. A cambio, le prometí visitar su iglesia durante 8 Semanas Santas».

Durante los primeros cuatro años, Grace estuvo firme en la Basílica Santa Teresa, en Caracas, centro principal de veneración a la imagen del Nazareno de San Pablo en la Semana Santa. «Llegábamos de madrugada para poder ingresar. Eran varias cuadras de fila. Íbamos vestidas de morado, en su honor. Hasta antes de emigrar, nunca le falté«, dice.

El Nazareno de San Pablo es especialmente venerado el miércoles de Semana Santa. Foto Marcelo Carroll

El Nazareno de San Pablo es especialmente venerado el miércoles de Semana Santa. Foto Marcelo Carroll

Grace vive en Lanús y tiene un restó-bar de comidas típicas en Avellaneda, llamado «La Gran Parada». El miércoles en que se venera a Nazareno, por la mañana, se conectó a un Zoom familiar: algunos estaban en México, otros en los Estados Unidos, otros en Venezuela. Ella y su familia, en Buenos Aires. Rezaron juntos. Por la tarde viajó hasta Caballito. A la Parroquia.

«Lo que más me impresionó fue ver fieles con las túnicas moradas, a modo de promesa -observa-. Algunos me contaron que se las habían traído de Venezuela. En el lugar me encontré con compatriotas que conocía de mi país y les había perdido el rastro. Ir me generó un momento de tranquilidad; un recuerdo de lo que hacía con mi familia».

La imagen del Nazareno de San Pablo exhibida en una iglesia de Caballito recibe visitas de inmigrantes venezolanes a diario. Foto Marcelo Carroll

La imagen del Nazareno de San Pablo exhibida en una iglesia de Caballito recibe visitas de inmigrantes venezolanes a diario. Foto Marcelo Carroll

Luego de la misa, se realizó una procesión, en la puerta de la iglesia, que incluyó tambores y otros instrumentos típicos. A primera hora del día, el cura local había bendecido la imagen, que no es la única venerada por inmigrantes de la Ciudad.

Los bolivianos, por ejemplo, esperan el segundo y tercer domingo de octubre. y celebran a la Virgen de Copacabana en el Bajo Flores. El último domingo del mismo mes es el turno de la procesión de El Señor de los Milagros, muy venerado por los peruanos. La misa es en la Basílica de La Piedad, en Congreso, e incluye una recorrida a pie por la zona. Y en diciembre, los paraguayos le agradecen y piden a la Virgen de Caacupé. Van a misa y participan de una caravana.  

Fuente https://www.clarin.com/ciudades/nazareno-san-pablo-imagen-jesus-venezolana-inmigrantes-veneran-caballito_0_PkTEWms_r.html

Populares

Así fue el esperado encuentro de Chyno y Nacho en Premios Juventud

El dúo se presentó por primera vez en cuatro años en un escenario el próximo jueves 22 de julio en los escenarios de Premios...

Falleció a los 88 años el escritor y crítico venezolano Guillermo Sucre

El poeta, ensayista, docente y crítico literario Guillermo Sucre Figarella, autor de obras como Borges, el poeta, y La máscara, la transparencia, falleció en su residencia,...

TPS de EE. UU. para venezolanos: ¡ya pueden hacer la solicitud en línea!

Los venezolanos elegibles que solicitenel Estatus de Protección Temporal (TPS) ahora podrán presentar en línea su Formulario I-821, anunció el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) el miércoles...

¿Puede China ser un actor en la solución a la crisis venezolana?

Esa fue la duda que conocedores en la materia buscaron resolver en una conversación virtual, que abarcó desde Caracas a Beijing. Incluso en la...