South-Cargo2
Inicio Curiosidades El "Callejón de los Brujos": cada vez más venezolanos recurren al ritual...

El «Callejón de los Brujos»: cada vez más venezolanos recurren al ritual espiritista ante el colapso sanitario

Ángel Rafael Cedeño

A Petare se le considera la favela más grande de Latinoamérica y es uno de los lugares más peligrosos de Venezuela, aunque esta última distinción queda en duda cuando se caminan sus empinadas y estrechas calles. La gente parece vivir en una rumba eterna y la salsa se baila al aire libre.

Es también el ambiente que se vive en la Zona 7 del barrio José Félix Rivas, el más grande de las favelas que conforman Petare y en donde se ubica “El Callejón de los Brujos”. Una suerte de feria espiritual que comenzó a tomar vida en 1945 y que actualmente está  integrado  por siete centros espirituales de “ayuda y salud”, a donde muchas personas, procedentes de varias ciudades del país, acuden de martes a sábado en busca de una cura milagrosa, ante el colapso sanitario que vive el país desde más de una década y que ha empeorado con la pandemia de la covid-19.  

Favela esotérica

“Obatalá”, se lee en una calcomanía pegada en el vidrio trasero  de un vehículo estacionado a pocos metros del centro de ayuda y salud Lino de las Mercedes Valles al que NIUS ha tenido acceso. Pero Obatalá no es el único nombre vinculado a la santería o al espiritismo que se puede leer en este callejón de unos 100 metros de largo. “Cacique Guaicaipuro”, está escrito en la pared de una casa y así también resalta la figura de la reina Maria Lionza y hasta el propio beato José Gregorio Hernández. “Aquí en todas las familias hay al menos un espiritista”, afirma Oswaldo, chamán del centro espiritual Lino de las Mercedes Valles, para confirmar la tradición espiritista de la favela.

Son las 10:00 am y las consultas en el centro espiritual Lino Valles no paran. El lugar imita a una clínica y existe hasta un “quirófano espiritual” en el primer piso. El centro es una típica casa de favela caraqueña.  Son tres plantas y los que viven abajo nada tienen que ver con los dos pisos de arriba donde realizan los rituales espiritistas. Trabajan 46 personas clasificadas en: bancos (los que reciben los espíritus) guías espirituales (médium), ayudantes y el chamán.PUBLICIDAD

Desde que abre el centro a las 8 de la mañana, los guías asumen la identidad de un espíritu. Oswaldo, el chamán, se llama Danilo, pero en el centro habla como Oswaldo, un espiritista que murió hace muchos años y que ahora, asegura, ha tomado su materia para ayudarlo a sanar gente desde el más allá, combinando el espiritismo con la medicina natural.

Baja el indio Cayaurima

En la azotea del centro donde se hacen los trabajos espirituales más exigentes como despojos, una mujer “banco” comienza a respirar agitadamente y a hablar cada vez más fuerte en una lengua incomprensible al frente de un altar de la corte india. Su voz es cada vez más gruesa, los ojos le cambian de forma, se le voltean y extiende los brazos hacia atrás

Venezuelabrujos2

“Indio Cayaurima”, dice la mujer ya con voz de hombre.  “Se ha transportado,  ya está aquí, es el indio Cayaurima”, confirma Sebastián, otro líder espiritual del centro. Al menos hasta la retirada del equipo de NIUS, la mujer mantuvo su estado de trance participando en varios despojos y “limpiezas de aura” ordenada por el chamán Oswaldo

Conectados con los espíritus, aseguran que están en capacidad de recibir las energías del beato venezolano doctor José Gregorio Hernández, quien en vida destacara por ser un hombre de ciencia y muy vinculado a la religión católica. Tal vez por eso aclaran que el beato no baja a incorporarse en la materia de nadie.  

“Los pacientes  que más vienen acá es con problemas en la cervical, tumores, riñones, hígado, páncreas”, explica Sebastián.  ”Se viene acá se le ve el diagnostico, se le menda su tratamiento y se operan espiritualmente, porque aquí se opera a través del doctor José Gregorio Hernández, nosotros trabajamos directamente con la corte médica, añade el médium ataviado con una túnica roja que según explica significa fuerza, evolución, disciplina, entendimiento y  prestancia. “Sobre todo prestancia a los espíritus que incorporo”, dice Sebastián en medo de un penetrante olor a tabaco

Cuestión de fe

Mientras avanzan las limpiezas de aura en la azotea, Belice y su hija de nueve años se encuentran en la sala de espera para ingresar al quirófano espiritual. La hija de Belice sufrió una caída que le produjo una lesión en la columna. La operación de este día será la tercera que recibe como parte de los tratamientos que han estado basados, exclusivamente, en remedios naturales y sesiones espirituales. “La traje para acá porque yo siempre le he tenido fe a los hermanos aquí del Valles», cuenta Belice. venezuelabrujos4ÁNGEL RAFAEL CEDEÑO

“El hermano Oswaldo fue quien la vio a ella y me dijo que la niña tenía la columna desviada”. Una afección que asegura  Belice ya ha sanado en un 90% por lo que confiaba que sería su última intervención. “Yo creo muchísimo porque no ha sido solamente en esta ocasión que ha pasado con ella, hubo otra ocasión cuando la niña tenía 4 años y ellos (la corte médica) la sanaron. Ellos me mandan el tratamiento, su reposo por tres días y todo lo cumplo al pie de la letra”, dice..

Francisco, un creyente de 58 años, está convencido de que en el centro de ayuda y salud, “te resuelven más que en los mismos hospitales, porque las cosas a nivel de país están totalmente acabada”, dice. “A veces no hay un instrumento para tomarte la tensión ni nada por el estilo, aquí se resuelve”, asegura el creyente Francisco quien además se considera un milagro de la corte médica desde hace 40 años. “Yo soy hipertenso desde que tenía 18 años, me han dado dos ACV (accidentes cerebrovasculares), estoy haciendo una neuropatía diabética, entonces lo que no han hecho los médicos propiamente, la evolución la he visto a través de ellos”, dice mientras espera su turno para ser operado y después de haber pagado los cinco dólares que cobran por consultas.

Cómo operan espiritualmente

La imagen de José Gregorio predomina en el centro Lino de las Mercedes Valles, el beato venezolano es el guía de la corte médica. Por eso, en la entrada de la sala de operaciones espirituales, un altar con la figura del santo de los venezolanos en blanco y azul da la bienvenida a los pacientes que le rezan antes de entrar, como también lo hizo Belice al ingresar su hija. venezuelabrujos5ÁNGEL RAFAEL CEDEÑO

La sala de operaciones es un cuarto pequeño en donde apenas se pueden desplazar los dos guías espirituales que trabajan en esta área. Se trata de ir simulando, parcialmente,  una intervención quirúrgica, con un bisturí (falso), una pinza y aceite. “Cortamos (en sentido figurado) vamos viendo a José Gregorio, vamos plasmando energía mediante toques y así la paciente va a conseguir su sanación espiritual», explicaba uno de los guías que operó a la hija de Belice.

Al mediodía el chamán Oswaldo ya no tiene más pacientes y se sienta a responder, “ahora sí”, las peguntas que surgen tras el recorrido por las diferentes áreas del centro que realiza el equipo de NIUS. ¿Qué es la corte médica? “La corte médica son espíritus de otra escala que tiene una gran energía de poder hacer sanaciones por medio el doctor José Gregorio Hernández por medio de mucha psíquica», explica el chamán Oswaldo. “Son espíritus que están en una escala más arriba que la mía, debido a que yo soy de la corte sin luz. Yo soy un espíritu que a lo mejor le faltó muchas cosas por hacer y aquí las estoy terminando de hacer pues”.

Oswaldo, cuya materia es Danilo, practica el espiritismo desde 40 años y es sobreviviente de un cáncer de garganta que  destruyó por completo sus cuerdas vocales hace seis años, pero del que ya no hay rastros; sanación que atribuye a un milagro del beato José Gregorio Hernández.

Ni los espíritus se salvan de la crisis

La hiperinflación que atraviesa Venezuela desde  hace 41 meses también ha hecho estragos en el Callejón de los Brujos y ahora las claves espirituales se realizan con lo que hay y no con lo que mandan los santos. Esto ha provocado un cambio en casi todas las claves espirituales y ya tampoco realizan visitas a la montaña de Sorte  en Yaracuy, al occidente de Venezuela, a donde los espiritistas acuden especialmente el 12 de octubre a rendir culto a la diosa Maria Lionza.

“Antes nosotros hacíamos un trabajo con tres cocos, tuvimos que bajar a un coco, hacíamos un trabajo con tres tabacos,  tuvimos que llevarlo a un tabaco”, explica el chamán con una voz ronca que proyecta desde el diafragma tras perder las cuerdas vocales por el cáncer y que por momento es inentendible.    

“Son materiales que tienen su significado en el círculo del trabajo pero hemos tenido que recortar porque nos ha impactado la economía; hasta los propios espíritus”, dice para después explicar que aquellos creyentes que no tienen para cancelar los 5$ que solicitan como “colaboración son atendidos de igual manera. “Mientras estemos activos los espíritus aquí, los pacientes se tienen que ver”, dice Oswaldo.

Escuela de espiritistas

Durante las sesiones de despojos un niño de 13 años recorre la azotea del centro de ayuda y salud Lino de las Mercedes Valles, y detalla, sin parpadear, cada uno de los rituales puestos en práctica, como parte de las actividades formativas que también hacen parte de la hermandad.

“Es un centro de ayuda y salud porque ayudamos a las personas estudiantes para que se formen como profesionales, eso es parte de un espíritu formar para su cuerpo”, resalta el Chamán Oswaldo.

Aunque Oswaldo está convencido de que los espíritus sanan deja claro que en el Callejón de los Brujos nunca han pretendido sustituir la medicina convencional sino complementarla, entendiendo que la fe mueve montañas.

Fuente https://www.niusdiario.es/internacional/latinoamerica/venezuela-callejon-brujos-rituales-espiritistas-colapso-sanitario_18_3148695084.html

Populares

Así fue el esperado encuentro de Chyno y Nacho en Premios Juventud

El dúo se presentó por primera vez en cuatro años en un escenario el próximo jueves 22 de julio en los escenarios de Premios...

Falleció a los 88 años el escritor y crítico venezolano Guillermo Sucre

El poeta, ensayista, docente y crítico literario Guillermo Sucre Figarella, autor de obras como Borges, el poeta, y La máscara, la transparencia, falleció en su residencia,...

TPS de EE. UU. para venezolanos: ¡ya pueden hacer la solicitud en línea!

Los venezolanos elegibles que solicitenel Estatus de Protección Temporal (TPS) ahora podrán presentar en línea su Formulario I-821, anunció el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) el miércoles...

¿Puede China ser un actor en la solución a la crisis venezolana?

Esa fue la duda que conocedores en la materia buscaron resolver en una conversación virtual, que abarcó desde Caracas a Beijing. Incluso en la...
- PUBLICIDAD -

El «Callejón de los Brujos»: cada vez más venezolanos recurren al ritual espiritista ante el colapso sanitario

Ángel Rafael Cedeño

A Petare se le considera la favela más grande de Latinoamérica y es uno de los lugares más peligrosos de Venezuela, aunque esta última distinción queda en duda cuando se caminan sus empinadas y estrechas calles. La gente parece vivir en una rumba eterna y la salsa se baila al aire libre.

Es también el ambiente que se vive en la Zona 7 del barrio José Félix Rivas, el más grande de las favelas que conforman Petare y en donde se ubica “El Callejón de los Brujos”. Una suerte de feria espiritual que comenzó a tomar vida en 1945 y que actualmente está  integrado  por siete centros espirituales de “ayuda y salud”, a donde muchas personas, procedentes de varias ciudades del país, acuden de martes a sábado en busca de una cura milagrosa, ante el colapso sanitario que vive el país desde más de una década y que ha empeorado con la pandemia de la covid-19.  

Favela esotérica

“Obatalá”, se lee en una calcomanía pegada en el vidrio trasero  de un vehículo estacionado a pocos metros del centro de ayuda y salud Lino de las Mercedes Valles al que NIUS ha tenido acceso. Pero Obatalá no es el único nombre vinculado a la santería o al espiritismo que se puede leer en este callejón de unos 100 metros de largo. “Cacique Guaicaipuro”, está escrito en la pared de una casa y así también resalta la figura de la reina Maria Lionza y hasta el propio beato José Gregorio Hernández. “Aquí en todas las familias hay al menos un espiritista”, afirma Oswaldo, chamán del centro espiritual Lino de las Mercedes Valles, para confirmar la tradición espiritista de la favela.

Son las 10:00 am y las consultas en el centro espiritual Lino Valles no paran. El lugar imita a una clínica y existe hasta un “quirófano espiritual” en el primer piso. El centro es una típica casa de favela caraqueña.  Son tres plantas y los que viven abajo nada tienen que ver con los dos pisos de arriba donde realizan los rituales espiritistas. Trabajan 46 personas clasificadas en: bancos (los que reciben los espíritus) guías espirituales (médium), ayudantes y el chamán.PUBLICIDAD

Desde que abre el centro a las 8 de la mañana, los guías asumen la identidad de un espíritu. Oswaldo, el chamán, se llama Danilo, pero en el centro habla como Oswaldo, un espiritista que murió hace muchos años y que ahora, asegura, ha tomado su materia para ayudarlo a sanar gente desde el más allá, combinando el espiritismo con la medicina natural.

Baja el indio Cayaurima

En la azotea del centro donde se hacen los trabajos espirituales más exigentes como despojos, una mujer “banco” comienza a respirar agitadamente y a hablar cada vez más fuerte en una lengua incomprensible al frente de un altar de la corte india. Su voz es cada vez más gruesa, los ojos le cambian de forma, se le voltean y extiende los brazos hacia atrás

Venezuelabrujos2

“Indio Cayaurima”, dice la mujer ya con voz de hombre.  “Se ha transportado,  ya está aquí, es el indio Cayaurima”, confirma Sebastián, otro líder espiritual del centro. Al menos hasta la retirada del equipo de NIUS, la mujer mantuvo su estado de trance participando en varios despojos y “limpiezas de aura” ordenada por el chamán Oswaldo

Conectados con los espíritus, aseguran que están en capacidad de recibir las energías del beato venezolano doctor José Gregorio Hernández, quien en vida destacara por ser un hombre de ciencia y muy vinculado a la religión católica. Tal vez por eso aclaran que el beato no baja a incorporarse en la materia de nadie.  

“Los pacientes  que más vienen acá es con problemas en la cervical, tumores, riñones, hígado, páncreas”, explica Sebastián.  ”Se viene acá se le ve el diagnostico, se le menda su tratamiento y se operan espiritualmente, porque aquí se opera a través del doctor José Gregorio Hernández, nosotros trabajamos directamente con la corte médica, añade el médium ataviado con una túnica roja que según explica significa fuerza, evolución, disciplina, entendimiento y  prestancia. “Sobre todo prestancia a los espíritus que incorporo”, dice Sebastián en medo de un penetrante olor a tabaco

Cuestión de fe

Mientras avanzan las limpiezas de aura en la azotea, Belice y su hija de nueve años se encuentran en la sala de espera para ingresar al quirófano espiritual. La hija de Belice sufrió una caída que le produjo una lesión en la columna. La operación de este día será la tercera que recibe como parte de los tratamientos que han estado basados, exclusivamente, en remedios naturales y sesiones espirituales. “La traje para acá porque yo siempre le he tenido fe a los hermanos aquí del Valles», cuenta Belice. venezuelabrujos4ÁNGEL RAFAEL CEDEÑO

“El hermano Oswaldo fue quien la vio a ella y me dijo que la niña tenía la columna desviada”. Una afección que asegura  Belice ya ha sanado en un 90% por lo que confiaba que sería su última intervención. “Yo creo muchísimo porque no ha sido solamente en esta ocasión que ha pasado con ella, hubo otra ocasión cuando la niña tenía 4 años y ellos (la corte médica) la sanaron. Ellos me mandan el tratamiento, su reposo por tres días y todo lo cumplo al pie de la letra”, dice..

Francisco, un creyente de 58 años, está convencido de que en el centro de ayuda y salud, “te resuelven más que en los mismos hospitales, porque las cosas a nivel de país están totalmente acabada”, dice. “A veces no hay un instrumento para tomarte la tensión ni nada por el estilo, aquí se resuelve”, asegura el creyente Francisco quien además se considera un milagro de la corte médica desde hace 40 años. “Yo soy hipertenso desde que tenía 18 años, me han dado dos ACV (accidentes cerebrovasculares), estoy haciendo una neuropatía diabética, entonces lo que no han hecho los médicos propiamente, la evolución la he visto a través de ellos”, dice mientras espera su turno para ser operado y después de haber pagado los cinco dólares que cobran por consultas.

Cómo operan espiritualmente

La imagen de José Gregorio predomina en el centro Lino de las Mercedes Valles, el beato venezolano es el guía de la corte médica. Por eso, en la entrada de la sala de operaciones espirituales, un altar con la figura del santo de los venezolanos en blanco y azul da la bienvenida a los pacientes que le rezan antes de entrar, como también lo hizo Belice al ingresar su hija. venezuelabrujos5ÁNGEL RAFAEL CEDEÑO

La sala de operaciones es un cuarto pequeño en donde apenas se pueden desplazar los dos guías espirituales que trabajan en esta área. Se trata de ir simulando, parcialmente,  una intervención quirúrgica, con un bisturí (falso), una pinza y aceite. “Cortamos (en sentido figurado) vamos viendo a José Gregorio, vamos plasmando energía mediante toques y así la paciente va a conseguir su sanación espiritual», explicaba uno de los guías que operó a la hija de Belice.

Al mediodía el chamán Oswaldo ya no tiene más pacientes y se sienta a responder, “ahora sí”, las peguntas que surgen tras el recorrido por las diferentes áreas del centro que realiza el equipo de NIUS. ¿Qué es la corte médica? “La corte médica son espíritus de otra escala que tiene una gran energía de poder hacer sanaciones por medio el doctor José Gregorio Hernández por medio de mucha psíquica», explica el chamán Oswaldo. “Son espíritus que están en una escala más arriba que la mía, debido a que yo soy de la corte sin luz. Yo soy un espíritu que a lo mejor le faltó muchas cosas por hacer y aquí las estoy terminando de hacer pues”.

Oswaldo, cuya materia es Danilo, practica el espiritismo desde 40 años y es sobreviviente de un cáncer de garganta que  destruyó por completo sus cuerdas vocales hace seis años, pero del que ya no hay rastros; sanación que atribuye a un milagro del beato José Gregorio Hernández.

Ni los espíritus se salvan de la crisis

La hiperinflación que atraviesa Venezuela desde  hace 41 meses también ha hecho estragos en el Callejón de los Brujos y ahora las claves espirituales se realizan con lo que hay y no con lo que mandan los santos. Esto ha provocado un cambio en casi todas las claves espirituales y ya tampoco realizan visitas a la montaña de Sorte  en Yaracuy, al occidente de Venezuela, a donde los espiritistas acuden especialmente el 12 de octubre a rendir culto a la diosa Maria Lionza.

“Antes nosotros hacíamos un trabajo con tres cocos, tuvimos que bajar a un coco, hacíamos un trabajo con tres tabacos,  tuvimos que llevarlo a un tabaco”, explica el chamán con una voz ronca que proyecta desde el diafragma tras perder las cuerdas vocales por el cáncer y que por momento es inentendible.    

“Son materiales que tienen su significado en el círculo del trabajo pero hemos tenido que recortar porque nos ha impactado la economía; hasta los propios espíritus”, dice para después explicar que aquellos creyentes que no tienen para cancelar los 5$ que solicitan como “colaboración son atendidos de igual manera. “Mientras estemos activos los espíritus aquí, los pacientes se tienen que ver”, dice Oswaldo.

Escuela de espiritistas

Durante las sesiones de despojos un niño de 13 años recorre la azotea del centro de ayuda y salud Lino de las Mercedes Valles, y detalla, sin parpadear, cada uno de los rituales puestos en práctica, como parte de las actividades formativas que también hacen parte de la hermandad.

“Es un centro de ayuda y salud porque ayudamos a las personas estudiantes para que se formen como profesionales, eso es parte de un espíritu formar para su cuerpo”, resalta el Chamán Oswaldo.

Aunque Oswaldo está convencido de que los espíritus sanan deja claro que en el Callejón de los Brujos nunca han pretendido sustituir la medicina convencional sino complementarla, entendiendo que la fe mueve montañas.

Fuente https://www.niusdiario.es/internacional/latinoamerica/venezuela-callejon-brujos-rituales-espiritistas-colapso-sanitario_18_3148695084.html

Populares

Así fue el esperado encuentro de Chyno y Nacho en Premios Juventud

El dúo se presentó por primera vez en cuatro años en un escenario el próximo jueves 22 de julio en los escenarios de Premios...

Falleció a los 88 años el escritor y crítico venezolano Guillermo Sucre

El poeta, ensayista, docente y crítico literario Guillermo Sucre Figarella, autor de obras como Borges, el poeta, y La máscara, la transparencia, falleció en su residencia,...

TPS de EE. UU. para venezolanos: ¡ya pueden hacer la solicitud en línea!

Los venezolanos elegibles que solicitenel Estatus de Protección Temporal (TPS) ahora podrán presentar en línea su Formulario I-821, anunció el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) el miércoles...

¿Puede China ser un actor en la solución a la crisis venezolana?

Esa fue la duda que conocedores en la materia buscaron resolver en una conversación virtual, que abarcó desde Caracas a Beijing. Incluso en la...