South-Cargo2
Inicio Opinión EL SHOW DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI ESPAÑOL

EL SHOW DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI ESPAÑOL

Por Daniel Lema Rincón

La política del cuento y la falsedad, esa política al más puro estilo del show business que busca, por un lado,  encandilar y deslumbrar a los incautos espectadores  para mantenerlos distraídos mientras se llevan a cabo acciones y se toman decisiones que nos afectarán a todos en el presente y en el futuro, sin que siquiera nos demos cuenta.

Más allá de los intentos de asalto al poder en las CCAA de Murcia y Castilla y León, y que desencadenaron la convocatoria de elecciones en Madrid y la suspicacia de lo que pueda acontecer en Andalucía; el acontecer político español es para preocuparse.

Podríamos empezar por la actualización que hizo el Banco de España acerca de las previsiones de crecimiento, las cuales rebajó en 8 décimas, lo que augura un escenario aún más complicado de lo que se esperaba, y muy distinto al que nos quiere pintar el gobierno.

Si le añadimos los aproximadamente seis millones de parados que hay en España y que día a día siguen subiendo sin que se intente siquiera hacer frente y tratar de revertir esta situación, nos podremos hacer una idea de lo que se nos viene encima.

El extravío de unas 28.000 vacunas de la farmacéutica Moderna, que al parecer no llegaron a España, o llegaron, pero se perdieron sin que todavía el Ministerio de Sanidad haya podido explicar el paradero de las dosis que podrían salvar 14.000 vidas.

Por si fuera poco, el patético caso de los cincuenta y tres millones de euros con los que el flamante gobierno socialista del siglo XXI español salvó a una empresa que lleva años dando pérdidas como lo es la aerolínea «española» con socios venezolanos vinculados a la dictadura chavista PLUS ULTRA.

Cincuenta y tres millones que podían aliviar el sufrimientos de muchos comerciantes, emprendedores o familias que fueron arrollados sin piedad por los efectos del COVID en la economía. No importa cuánto se esmere el gobierno en hablar de la importancia estratégica de PLUS ULTRA, esto huele a chamusquina.

Y por supuesto, dentro de la campaña electoral de Madrid, la decisión de Pablo Iglesias que, viendo una oportunidad de oro para intentar mantenerse a flote mediáticamente y no desaparecer por incompetente debido a su desempeño en el gobierno, no lo piensa dos veces y se lanza a por la presidencia de la Comunidad de Madrid, con la promesa ilusioria de «aglutinar» a la izquierda de la capital.

Pero la respuesta de la izquierda fue tan rápida y «contundente» -recordemos que ya estamos en campaña velada- como la decisión de Iglesias de lanzarse como candidato, no lo quieren, ni los de MAS MADRID, ni los del PSOE, aunque siendo sensatos, tampoco es que le importe mucho a Iglesias.

Pablo Iglesias no busca ganar Madrid por mayoría absoluta, porque simplemente sabe que esa opción no existe para él, lo que de verdad le interesa, es sacar los votos que pueda para ser decisivo a la hora de formar un posible gobierno de izquierdas y replicar el modelo de gobierno nacional que tanto bien le ha hecho a él.

Gabilondo en mi opinión, puede decir misa, pero lo que diga es de cara a la galería, poco importa si quiere a Iglesias o no en Madrid, y poco importa, porque Iglesias forma parte de la coalición que permite el funcionamiento del gobierno a nivel nacional, en cambio Gabilondo, pues no, yo es que lo veo más como a Iceta, alguien al que pueden «convencer» para que, llegado el momento, se haga a un lado o acepte a su querido Pablo.

Todo esto amparado bajo el esquema de la ley electoral española que para bien o para mal permite la formación de gobierno con la suma de perdedores, donde muchos perdedores hacen ganadores o mejor dicho, donde muchas minorías hacen una mayoría y los que fueron vencedores, o mayoría se quedan sin gobernar.

¿El mundo al revés? ¿Un modelo más equitativo? Depende de cómo se mire, lo cierto es que gracias a ese modelo, la derecha puede gobernar en Madrid y otras comunidades autónoma; sin embargo, sigue siendo un modelo que no necesariamente premie a los que más se lo merecen o peor aún, es un modelo que no representa la voluntad del grupo de ciudadanos mayoritario en unas elecciones.

Y así, amparados bajo este sistema electoral, los españoles -y los no españoles también- asistimos atónitos e impotentes a cada episodio de este show del socialismo del siglo XXI español, al que llamamos día a día.

Para que esto acabe es necesario una Victoria contundente de Isabel Díaz Ayuso a través por supuesto de la alianza de PP y VOX para que garanticen la estabilidad y prosperidad necesaria, y recordemos, esta lucha continúa después de Madrid y va más allá incluso de España.

Es una lucha no sólo contra el comunismo, es una lucha contra el atraso, el oscurantismo cultural y académico, es una lucha contra la mediocridad y la ineptitud, contra el caradurismo y la destrucción de un futuro próspero.

Es una lucha por el futuro que nos merecemos.

Iberoeconomía.es

Populares

La arepa venezolana se reinventa en los Balcanes

Los sabores y aromas de la gastronomía venezolana llegaron a tierras balcánicas. En la capital de Serbia, Belgrado, abrió sus puertas el Bar Simón...

Global Spanish, empresa creada por venezolanas da clases de español a más de 44 países del mundo

Global Spanish fue creada en mayo de 2020, en plena pandemia por COVID-19. Con profesores venezolanos ubicados en diferentes países y a través de...

¿De dónde vienen y hacia dónde van los migrantes en América Latina?

Niños que cruzan fronteras solos. Personas que atraviesan peligrosas selvas a riesgo de morir en el intento. Familias enteras que huyen de sus hogares...

Restauraron la casa-museo del beato José Gregorio Hernández

La casa museo en honor al doctor José Gregorio Hernández, en Caracas, quedó restaurada e inaugurada este martes en conmemoración de los 157 años...
- PUBLICIDAD -

EL SHOW DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI ESPAÑOL

Por Daniel Lema Rincón

La política del cuento y la falsedad, esa política al más puro estilo del show business que busca, por un lado,  encandilar y deslumbrar a los incautos espectadores  para mantenerlos distraídos mientras se llevan a cabo acciones y se toman decisiones que nos afectarán a todos en el presente y en el futuro, sin que siquiera nos demos cuenta.

Más allá de los intentos de asalto al poder en las CCAA de Murcia y Castilla y León, y que desencadenaron la convocatoria de elecciones en Madrid y la suspicacia de lo que pueda acontecer en Andalucía; el acontecer político español es para preocuparse.

Podríamos empezar por la actualización que hizo el Banco de España acerca de las previsiones de crecimiento, las cuales rebajó en 8 décimas, lo que augura un escenario aún más complicado de lo que se esperaba, y muy distinto al que nos quiere pintar el gobierno.

Si le añadimos los aproximadamente seis millones de parados que hay en España y que día a día siguen subiendo sin que se intente siquiera hacer frente y tratar de revertir esta situación, nos podremos hacer una idea de lo que se nos viene encima.

El extravío de unas 28.000 vacunas de la farmacéutica Moderna, que al parecer no llegaron a España, o llegaron, pero se perdieron sin que todavía el Ministerio de Sanidad haya podido explicar el paradero de las dosis que podrían salvar 14.000 vidas.

Por si fuera poco, el patético caso de los cincuenta y tres millones de euros con los que el flamante gobierno socialista del siglo XXI español salvó a una empresa que lleva años dando pérdidas como lo es la aerolínea «española» con socios venezolanos vinculados a la dictadura chavista PLUS ULTRA.

Cincuenta y tres millones que podían aliviar el sufrimientos de muchos comerciantes, emprendedores o familias que fueron arrollados sin piedad por los efectos del COVID en la economía. No importa cuánto se esmere el gobierno en hablar de la importancia estratégica de PLUS ULTRA, esto huele a chamusquina.

Y por supuesto, dentro de la campaña electoral de Madrid, la decisión de Pablo Iglesias que, viendo una oportunidad de oro para intentar mantenerse a flote mediáticamente y no desaparecer por incompetente debido a su desempeño en el gobierno, no lo piensa dos veces y se lanza a por la presidencia de la Comunidad de Madrid, con la promesa ilusioria de «aglutinar» a la izquierda de la capital.

Pero la respuesta de la izquierda fue tan rápida y «contundente» -recordemos que ya estamos en campaña velada- como la decisión de Iglesias de lanzarse como candidato, no lo quieren, ni los de MAS MADRID, ni los del PSOE, aunque siendo sensatos, tampoco es que le importe mucho a Iglesias.

Pablo Iglesias no busca ganar Madrid por mayoría absoluta, porque simplemente sabe que esa opción no existe para él, lo que de verdad le interesa, es sacar los votos que pueda para ser decisivo a la hora de formar un posible gobierno de izquierdas y replicar el modelo de gobierno nacional que tanto bien le ha hecho a él.

Gabilondo en mi opinión, puede decir misa, pero lo que diga es de cara a la galería, poco importa si quiere a Iglesias o no en Madrid, y poco importa, porque Iglesias forma parte de la coalición que permite el funcionamiento del gobierno a nivel nacional, en cambio Gabilondo, pues no, yo es que lo veo más como a Iceta, alguien al que pueden «convencer» para que, llegado el momento, se haga a un lado o acepte a su querido Pablo.

Todo esto amparado bajo el esquema de la ley electoral española que para bien o para mal permite la formación de gobierno con la suma de perdedores, donde muchos perdedores hacen ganadores o mejor dicho, donde muchas minorías hacen una mayoría y los que fueron vencedores, o mayoría se quedan sin gobernar.

¿El mundo al revés? ¿Un modelo más equitativo? Depende de cómo se mire, lo cierto es que gracias a ese modelo, la derecha puede gobernar en Madrid y otras comunidades autónoma; sin embargo, sigue siendo un modelo que no necesariamente premie a los que más se lo merecen o peor aún, es un modelo que no representa la voluntad del grupo de ciudadanos mayoritario en unas elecciones.

Y así, amparados bajo este sistema electoral, los españoles -y los no españoles también- asistimos atónitos e impotentes a cada episodio de este show del socialismo del siglo XXI español, al que llamamos día a día.

Para que esto acabe es necesario una Victoria contundente de Isabel Díaz Ayuso a través por supuesto de la alianza de PP y VOX para que garanticen la estabilidad y prosperidad necesaria, y recordemos, esta lucha continúa después de Madrid y va más allá incluso de España.

Es una lucha no sólo contra el comunismo, es una lucha contra el atraso, el oscurantismo cultural y académico, es una lucha contra la mediocridad y la ineptitud, contra el caradurismo y la destrucción de un futuro próspero.

Es una lucha por el futuro que nos merecemos.

Iberoeconomía.es

Populares

La arepa venezolana se reinventa en los Balcanes

Los sabores y aromas de la gastronomía venezolana llegaron a tierras balcánicas. En la capital de Serbia, Belgrado, abrió sus puertas el Bar Simón...

Global Spanish, empresa creada por venezolanas da clases de español a más de 44 países del mundo

Global Spanish fue creada en mayo de 2020, en plena pandemia por COVID-19. Con profesores venezolanos ubicados en diferentes países y a través de...

¿De dónde vienen y hacia dónde van los migrantes en América Latina?

Niños que cruzan fronteras solos. Personas que atraviesan peligrosas selvas a riesgo de morir en el intento. Familias enteras que huyen de sus hogares...

Restauraron la casa-museo del beato José Gregorio Hernández

La casa museo en honor al doctor José Gregorio Hernández, en Caracas, quedó restaurada e inaugurada este martes en conmemoración de los 157 años...