South-Cargo2
Inicio Destacados Así viven los extranjeros atrapados en España por la pandemia que ya...

Así viven los extranjeros atrapados en España por la pandemia que ya no se quieren ir nunca más

¿Cuántos extranjeros se quedaron atrapados en España por culpa de la pandemia? Es incalculable, pero una parte de ellos ya no se va. Apuestan por una vida diferente que les sorprendió en un principio como el peor momento de su vida; pero ahora han dado un giro de 180 grados. ¿Cómo han hecho para sobrevivir, reinventarse y encima hacerlo bien?

Esther Yáñez

Aterrizar en España de vacaciones un 5 de febrero de 2020, con el objetivo de pasar dos meses en el país, visitar amigos y aprovechar para promocionar su libro de fotografía «Objetivo Geopark«, un trabajo realizado para la UNESCO Naturtejo da Meseta Meridional Geopark de Portugal.

Quedarse atrapado poco más de un mes después en un país desconocido; sin planes, con miedo a la incertidumbre y en medio de una pandemia mundial de la que por aquel entonces nadie sabía absolutamente nada.

Es el caso de Jesús Salazar, un venezolano de 38 años, geólogo y fotógrafo de profesión, que aterrizó en Madrid después de vivir cuatro años en China donde estuvo estudiando, trabajando y buscándose la vida.

En Pekín, Jesús ganó el primer premio del concurso Expat Photo Contest 2019 y no le fue mal en su interés a la hora de retratar la vida cotidiana de este país. Fue seleccionado como invitado especial por parte del gobierno chino para retratar a las comunidades de Sanya, Sichuan y a la minoría étnica Miao de Guizhou

Pero después de todos esos años intensos decidió que era hora de volver a Venezuela y retomar el contacto con su familia. Hizo las maletas y España iba a ser solamente una escala antes de regresar definitivamente a su tierra. Pero la pandemia por el coronavirus lo atrapó, literalmente, en Madrid, y desde entonces, este caraqueño ha tenido que reinventarse. Ante la imposibilidad de moverse para ningún sitio, sin casa, sin trabajo, sin expectativas, y en soledad; Jesús dio un giro de 180 grados y ahora España es su nueva casa. Ya no se va.

Según estimaciones de la ONG Oxfam Intermón, hasta 790.000 personas habrían caído en 2020 en la pobreza severa en España. Las personas que viven en pobreza severa son las que viven con el equivalente de 16 euros al día. Según la ONG, los colectivos que han engrosado las listas de pobreza en España como consecuencia de la pandemia son principalmente los jóvenes, las mujeres y los inmigrantes, porque han sido los grupos más castigados ante la pérdida de empleo o que tienen trabajos más precarios.

En el caso de los inmigrantes, la pobreza alcanza al 57% frente al 22,9% del total de la población extranjera. Entre ellos, Oxfam destaca que hay 300.000 personas sin documentación que trabajan en España y que son los más desprotegidos de las medidas tomadas por el Gobierno y los más expuestos a sufrir abusos por parte de empresarios que los contratan en negro.Afortunadamente, este no es el caso de Jesús, aunque podría haberlo sido. Cuando aterrizó se quedó en casas de amigos, pero no podía convertirse en un okupa permanente; así que cuando llegó el confinamiento estricto, también llegó la desesperación.

«No había vuelos y no sabía qué hacer. Estaba viviendo con mis ahorros, pero tienen un límite; así que después de pensarlo mucho decidí quedarme y probar suerte en Madrid. Cuando tomé la decisión sentí una gran tranquilidad. Fue un alivio decidir quedarme y ser recibido, porque a partir de ese momento sentí que tenía una meta y que empezaba un nuevo proceso en mi vida», cuenta Jesús a Sputnik en entrevista telefónica.Dicho y hecho.

Jesús se puso a hacer lo que más le gusta, que es la fotografía. Por internet ha creado una página que se llama Madrid Photowalks y se promociona a través de las redes sociales. Internet y el boca a boca son sus mejores aliados.

Cada fin de semana, Jesús promociona sus paseos por diferentes rutas turísticas de Madrid, junta a grupos pequeños, de no más de seis personas para cumplir con las medidas de bioseguridad, y les enseña fotografía caminando por lugares históricos de la ciudad. Aprenden a mirar Madrid de otra manera, o al menos, ese es el objetivo de este venezolano, que asegura que su proyecto va de «enamorarse de la ciudad, de conocer los barrios y de usar la fotografía como canal para llegar a la gente y para que las personas se expresen. Sobre todo en estos momentos de desmoralización generalizada de la sociedad.

Aprender a apreciar los detalles que te entrega la ciudad en la que vives; cosas que, aunque siempre han estado ahí, a lo mejor no habías visto. Es importante para la moral de las personas y siento que les doy un poco de ánimo en estos tiempos de crisis y bajón anímico», cuenta.

Jesús dice que poco a poco su proyecto ha ido creciendo y que cada fin de semana lo contacta más gente. Cámara en mano enseña a fotografiar la Gran Vía de noche, por ejemplo, a cómo usar la luz, la velocidad o la exposición. Dos veces por semana se dedica a pasear durante horas por lugares diferentes de Madrid para organizar nuevas rutas, no solamente por los barrios más conocidos de la capital sino también por zonas desconocidas hasta para los propios madrileños. Rincones recónditos de la capital donde exprimir el disparador.

Sigue leyendo en https://mundo.sputniknews.com/20210322/asi-viven-los-extranjeros-atrapados-en-espana-por-la-pandemia-que-ya-no-se-quieren-ir-nunca-mas-1110266978.html

Populares

Ridery, el «plan país» de Gerson Gómez y Ramón Rodríguez para poner en marcha a Venezuela

Con más de 2.000 vehículos activos en 5 ciudades del país y más de 200 mil usuarios registrados en su plataforma digital, el negocio...

Bienmesabe Sucre: el restaurante en Bolivia que destaca con arepas veganas

Bienmesabe Sucre es un emprendimiento que nace de la pasión por la cocina y la nostalgia de Thelma Rivera, una venezolana que extraña cada...

Juegos y criptomonedas, nuevas formas de trabajo en Venezuela ¿Son rentables?

En Venezuela, algunas personas han incursionado en los llamados juegos NFT, basados en la tecnología blockchain, como una forma alterna de ahorro o inversión...

La Vinotinto de fútbol sala se alista para el partido de octavos de final

El equipo venezolano de fútbol sala se prepara para el partido de octavos de final del Mundial que se celebra en Lituania. Publicaron algunas fotografías en...
- PUBLICIDAD -

Así viven los extranjeros atrapados en España por la pandemia que ya no se quieren ir nunca más

¿Cuántos extranjeros se quedaron atrapados en España por culpa de la pandemia? Es incalculable, pero una parte de ellos ya no se va. Apuestan por una vida diferente que les sorprendió en un principio como el peor momento de su vida; pero ahora han dado un giro de 180 grados. ¿Cómo han hecho para sobrevivir, reinventarse y encima hacerlo bien?

Esther Yáñez

Aterrizar en España de vacaciones un 5 de febrero de 2020, con el objetivo de pasar dos meses en el país, visitar amigos y aprovechar para promocionar su libro de fotografía «Objetivo Geopark«, un trabajo realizado para la UNESCO Naturtejo da Meseta Meridional Geopark de Portugal.

Quedarse atrapado poco más de un mes después en un país desconocido; sin planes, con miedo a la incertidumbre y en medio de una pandemia mundial de la que por aquel entonces nadie sabía absolutamente nada.

Es el caso de Jesús Salazar, un venezolano de 38 años, geólogo y fotógrafo de profesión, que aterrizó en Madrid después de vivir cuatro años en China donde estuvo estudiando, trabajando y buscándose la vida.

En Pekín, Jesús ganó el primer premio del concurso Expat Photo Contest 2019 y no le fue mal en su interés a la hora de retratar la vida cotidiana de este país. Fue seleccionado como invitado especial por parte del gobierno chino para retratar a las comunidades de Sanya, Sichuan y a la minoría étnica Miao de Guizhou

Pero después de todos esos años intensos decidió que era hora de volver a Venezuela y retomar el contacto con su familia. Hizo las maletas y España iba a ser solamente una escala antes de regresar definitivamente a su tierra. Pero la pandemia por el coronavirus lo atrapó, literalmente, en Madrid, y desde entonces, este caraqueño ha tenido que reinventarse. Ante la imposibilidad de moverse para ningún sitio, sin casa, sin trabajo, sin expectativas, y en soledad; Jesús dio un giro de 180 grados y ahora España es su nueva casa. Ya no se va.

Según estimaciones de la ONG Oxfam Intermón, hasta 790.000 personas habrían caído en 2020 en la pobreza severa en España. Las personas que viven en pobreza severa son las que viven con el equivalente de 16 euros al día. Según la ONG, los colectivos que han engrosado las listas de pobreza en España como consecuencia de la pandemia son principalmente los jóvenes, las mujeres y los inmigrantes, porque han sido los grupos más castigados ante la pérdida de empleo o que tienen trabajos más precarios.

En el caso de los inmigrantes, la pobreza alcanza al 57% frente al 22,9% del total de la población extranjera. Entre ellos, Oxfam destaca que hay 300.000 personas sin documentación que trabajan en España y que son los más desprotegidos de las medidas tomadas por el Gobierno y los más expuestos a sufrir abusos por parte de empresarios que los contratan en negro.Afortunadamente, este no es el caso de Jesús, aunque podría haberlo sido. Cuando aterrizó se quedó en casas de amigos, pero no podía convertirse en un okupa permanente; así que cuando llegó el confinamiento estricto, también llegó la desesperación.

«No había vuelos y no sabía qué hacer. Estaba viviendo con mis ahorros, pero tienen un límite; así que después de pensarlo mucho decidí quedarme y probar suerte en Madrid. Cuando tomé la decisión sentí una gran tranquilidad. Fue un alivio decidir quedarme y ser recibido, porque a partir de ese momento sentí que tenía una meta y que empezaba un nuevo proceso en mi vida», cuenta Jesús a Sputnik en entrevista telefónica.Dicho y hecho.

Jesús se puso a hacer lo que más le gusta, que es la fotografía. Por internet ha creado una página que se llama Madrid Photowalks y se promociona a través de las redes sociales. Internet y el boca a boca son sus mejores aliados.

Cada fin de semana, Jesús promociona sus paseos por diferentes rutas turísticas de Madrid, junta a grupos pequeños, de no más de seis personas para cumplir con las medidas de bioseguridad, y les enseña fotografía caminando por lugares históricos de la ciudad. Aprenden a mirar Madrid de otra manera, o al menos, ese es el objetivo de este venezolano, que asegura que su proyecto va de «enamorarse de la ciudad, de conocer los barrios y de usar la fotografía como canal para llegar a la gente y para que las personas se expresen. Sobre todo en estos momentos de desmoralización generalizada de la sociedad.

Aprender a apreciar los detalles que te entrega la ciudad en la que vives; cosas que, aunque siempre han estado ahí, a lo mejor no habías visto. Es importante para la moral de las personas y siento que les doy un poco de ánimo en estos tiempos de crisis y bajón anímico», cuenta.

Jesús dice que poco a poco su proyecto ha ido creciendo y que cada fin de semana lo contacta más gente. Cámara en mano enseña a fotografiar la Gran Vía de noche, por ejemplo, a cómo usar la luz, la velocidad o la exposición. Dos veces por semana se dedica a pasear durante horas por lugares diferentes de Madrid para organizar nuevas rutas, no solamente por los barrios más conocidos de la capital sino también por zonas desconocidas hasta para los propios madrileños. Rincones recónditos de la capital donde exprimir el disparador.

Sigue leyendo en https://mundo.sputniknews.com/20210322/asi-viven-los-extranjeros-atrapados-en-espana-por-la-pandemia-que-ya-no-se-quieren-ir-nunca-mas-1110266978.html

Populares

Ridery, el «plan país» de Gerson Gómez y Ramón Rodríguez para poner en marcha a Venezuela

Con más de 2.000 vehículos activos en 5 ciudades del país y más de 200 mil usuarios registrados en su plataforma digital, el negocio...

Bienmesabe Sucre: el restaurante en Bolivia que destaca con arepas veganas

Bienmesabe Sucre es un emprendimiento que nace de la pasión por la cocina y la nostalgia de Thelma Rivera, una venezolana que extraña cada...

Juegos y criptomonedas, nuevas formas de trabajo en Venezuela ¿Son rentables?

En Venezuela, algunas personas han incursionado en los llamados juegos NFT, basados en la tecnología blockchain, como una forma alterna de ahorro o inversión...

La Vinotinto de fútbol sala se alista para el partido de octavos de final

El equipo venezolano de fútbol sala se prepara para el partido de octavos de final del Mundial que se celebra en Lituania. Publicaron algunas fotografías en...