South-Cargo2
Inicio Farándula De Venezuela para Guadalajara

De Venezuela para Guadalajara

El venezolano Iván Pérez comparte su experiencia desde su llegada a nuestra ciudad y su andar como concertino en la OFJ. ESPECIAL / M. Ayala

La problemática político-social que reina actualmente en Venezuela, ha tenido como consecuencia la emigración de miles de ciudadanos en busca de una mejor calidad de vida que su país ya no puede ofrecerles. Muchos de ellos, han encontrado en México un país donde rehacer su vida y formar un hogar, pues nuestra nación ha mostrado durante su historia un carácter hospitalario único, al recibir con los brazos abiertos a cualquier extranjero en necesidad de exiliarse de su propia patria. Un ejemplo recurrente es la aceptación de los españoles durante la dictadura franquista.

Además de facilitar los trámites cuando extranjeros se ven forzados a crear su residencia en México, los mismos mexicanos se muestran amables y abiertos para acoger a cualquier ciudadano del mundo. Actualmente, nuestro país ha recibido a una gran cantidad de venezolanos, y ellos, se han introducido en cada ámbito de la vida diaria del país. En el caso de Guadalajara, han incursionado fuertemente en la vida cultural, como es el caso de Iván Pérez, concertino de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ). Mientras está de gira con la orquesta, nos cuenta sobre su llegada a tierras tapatías y su experiencia en ellas:

“Llegue aquí porque hubo varios amigos que me recomendaron a la orquesta porque sabían de mi trayectoria. En Venezuela todos los músicos nos conocemos o sabemos quién es quién, más o menos. Luego de esto me probaron muchos meses, como se acostumbra en todas las orquestas del mundo, hasta que me dieron el cargo”.

Iván tiene alrededor de un año y medio como concertino en Guadalajara, y afirma que los integrantes de la OFJ son relativamente nuevos, por lo que todavía se están ajustando unos con otros, ya que, las nacionalidades de los miembros varía, si bien hay nacionales, también hay bastantes extranjeros, por lo que convergen diferentes formas de tocar y están en proceso de encontrar la identidad propia del grupo. Dentro y fuera de la orquesta, encuentra las bondades tapatías.

“México es un gran país, y en mi opinión Guadalajara es una joya en Latinoamérica y el mundo. Los tapatíos se sorprenden y les gusta cuando les decimos todo lo que nos gusta y amamos su tierra en tan poco tiempo. Este es un país lleno de oportunidades y creo que hay mucho campo para sembrar algo de lo que aprendimos en Venezuela y cosecharlo aquí”.

 

Venezuela y sus músicos

La OFJ cuenta con alrededor de 20 integrantes venezolanos, una cantidad sorprendente, esto se debe a la calidad musical que Venezuela ha ofrecido al mundo, y que, como consecuencia de la situación actual del país, han viajado por todo el mundo:

“Venezuela ya entró desde hace algunos años en la etapa donde sus músicos son reconocidos a nivel mundial y están dejando obra de valor para la sociedad y para el mundo. El venezolano nunca tuvo necesidad de salir de su país hasta los últimos tiempos, y ahora gracias a la coyuntura política se conoce un poco más de cerca nuestro fenómeno musical en otros sitios. Existe la educación musical que el sistema imparte en muchos países y también la de personas que individualmente están educando o formando escuelas de gran nivel en otros sitios. También gracias a la diáspora, la música tradicional venezolana está viajando a muchos países y esta está sonando y mutando con relación al sitio donde a donde llega. También viaja nuestro Jazz, ya mezclado con lo venezolano y nuestro Pop y Rock que tiene su identidad y sus códigos venezolanos”.

La trayectoria musical en este país ha tenido un gran auge, con ella, músicos como Iván Pérez han tenido la oportunidad de formarse y explotar su talento artístico musical, que ahora comparte en Jalisco, él nos cuenta sobre esta historia:

“Hablando de la música sinfónica, que es de la que yo conozco, siempre ha habido gobiernos que la apoyan, en especial desde hace poco más de 40 años, que fue cuando se creó el Sistema de Orquestas, que se convirtió en foco de atención mundial por su calidad internacional y por ser también un fenómeno social. También existe la Sinfónica de Venezuela que tiene casi 90 años, por ejemplo, y por ahí pasaron  Stravinsky y Pierre Boulez, quien dirigió su primer concierto sinfónico en Caracas”.

Igualmente, existe el Colegio y Conservatorio Emil Friedman, creado por Emil Friedman, quien no recibió apoyo económico por parte del Estado y “ha educado y ayudado a miles de músicos sin pedir nada a cambio”. Además, como ésta, existen varias iniciativas privadas por parte de la sociedad civil que desea apoyar la música sin esperar una retribución económica.

“Desde hace mucho tiempo, un sector de la población que en su momento fue muy pequeño pero que ahora abarca todo el país e incluso cruzó sus fronteras, siempre ha pensado que es importante (la música), esto ha permitido que el fenómeno musical permee todos los sectores de la población. Hoy en día, por ejemplo, esto se traduce en que a la misma vez que hay músicos tocando en las grandes salas y escenarios de concierto a nivel mundial, también estamos como protagonistas de las protestas en contra de la dictadura que están ocurriendo en este momento”.

Consecuencias de una dictadura

Iván Pérez ha sufrido de cerca las consecuencias de la dictadura chavista, además de tener que cambiar de país y buscar suerte en otro. Sin embargo, resalta que no sea un problema actual, sino que lleva años gestándose pero ahora ha explotado:

“Yo siempre he estado en contra del Chavismo. Mi primer ejercicio electoral fue firmar en contra de Chávez, hace casi 15 años. Yo fui puesto como millones de personas en una lista de gente “en contra”, para no entrar en detalles. Tengo amigos músicos que han sido torturados, ojo, sin estar protestando, por caminar cerca de una protesta y esto fue hace casi 14 años, no ahorita, solo que ahora para fortuna de todos, el petróleo cayó de precio y ahora sí parece que le importamos al mundo”.

Fuente http://w3.informador.com.mx/suplementos/2017/731555/6/de-venezuela-para-guadalajara.htm

Populares

Obligados a migrar

Elsa Cardozo La magnitud de los desplazamientos humanos forzados y la precariedad de las condiciones en que se producen es de tal gravedad y complejidad,...

Un venezolano en España se mostro indignado al ver a “Leopoldo López salir de uno de los restaurantes más caros de Madrid”

Leopoldo López fue perseguido por un venezolano en España, indignado de los lujosos que se da el político en ese país. Recientemente circuló un video en...

Zandra Campos: la gocha que se convirtió en alcaldesa de un pueblo en España

Conoce la historia de una venezolana y tachirense que emigró a España hace 21 años y que desde 2019 es la máxima autoridad de...

Estreno en Venezuela de «Las Consecuencias»

"LAS CONSECUENCIAS" Y LA NATURALEZA EN EBULLICIÓN Por Karen Lentini Gómez A Claudia Pinto Emperador, directora de Las consecuencias (Sin Rodeos Films, Las consecuencias AIE, Érase una vez films...
- PUBLICIDAD -

De Venezuela para Guadalajara

El venezolano Iván Pérez comparte su experiencia desde su llegada a nuestra ciudad y su andar como concertino en la OFJ. ESPECIAL / M. Ayala

La problemática político-social que reina actualmente en Venezuela, ha tenido como consecuencia la emigración de miles de ciudadanos en busca de una mejor calidad de vida que su país ya no puede ofrecerles. Muchos de ellos, han encontrado en México un país donde rehacer su vida y formar un hogar, pues nuestra nación ha mostrado durante su historia un carácter hospitalario único, al recibir con los brazos abiertos a cualquier extranjero en necesidad de exiliarse de su propia patria. Un ejemplo recurrente es la aceptación de los españoles durante la dictadura franquista.

Además de facilitar los trámites cuando extranjeros se ven forzados a crear su residencia en México, los mismos mexicanos se muestran amables y abiertos para acoger a cualquier ciudadano del mundo. Actualmente, nuestro país ha recibido a una gran cantidad de venezolanos, y ellos, se han introducido en cada ámbito de la vida diaria del país. En el caso de Guadalajara, han incursionado fuertemente en la vida cultural, como es el caso de Iván Pérez, concertino de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ). Mientras está de gira con la orquesta, nos cuenta sobre su llegada a tierras tapatías y su experiencia en ellas:

“Llegue aquí porque hubo varios amigos que me recomendaron a la orquesta porque sabían de mi trayectoria. En Venezuela todos los músicos nos conocemos o sabemos quién es quién, más o menos. Luego de esto me probaron muchos meses, como se acostumbra en todas las orquestas del mundo, hasta que me dieron el cargo”.

Iván tiene alrededor de un año y medio como concertino en Guadalajara, y afirma que los integrantes de la OFJ son relativamente nuevos, por lo que todavía se están ajustando unos con otros, ya que, las nacionalidades de los miembros varía, si bien hay nacionales, también hay bastantes extranjeros, por lo que convergen diferentes formas de tocar y están en proceso de encontrar la identidad propia del grupo. Dentro y fuera de la orquesta, encuentra las bondades tapatías.

“México es un gran país, y en mi opinión Guadalajara es una joya en Latinoamérica y el mundo. Los tapatíos se sorprenden y les gusta cuando les decimos todo lo que nos gusta y amamos su tierra en tan poco tiempo. Este es un país lleno de oportunidades y creo que hay mucho campo para sembrar algo de lo que aprendimos en Venezuela y cosecharlo aquí”.

 

Venezuela y sus músicos

La OFJ cuenta con alrededor de 20 integrantes venezolanos, una cantidad sorprendente, esto se debe a la calidad musical que Venezuela ha ofrecido al mundo, y que, como consecuencia de la situación actual del país, han viajado por todo el mundo:

“Venezuela ya entró desde hace algunos años en la etapa donde sus músicos son reconocidos a nivel mundial y están dejando obra de valor para la sociedad y para el mundo. El venezolano nunca tuvo necesidad de salir de su país hasta los últimos tiempos, y ahora gracias a la coyuntura política se conoce un poco más de cerca nuestro fenómeno musical en otros sitios. Existe la educación musical que el sistema imparte en muchos países y también la de personas que individualmente están educando o formando escuelas de gran nivel en otros sitios. También gracias a la diáspora, la música tradicional venezolana está viajando a muchos países y esta está sonando y mutando con relación al sitio donde a donde llega. También viaja nuestro Jazz, ya mezclado con lo venezolano y nuestro Pop y Rock que tiene su identidad y sus códigos venezolanos”.

La trayectoria musical en este país ha tenido un gran auge, con ella, músicos como Iván Pérez han tenido la oportunidad de formarse y explotar su talento artístico musical, que ahora comparte en Jalisco, él nos cuenta sobre esta historia:

“Hablando de la música sinfónica, que es de la que yo conozco, siempre ha habido gobiernos que la apoyan, en especial desde hace poco más de 40 años, que fue cuando se creó el Sistema de Orquestas, que se convirtió en foco de atención mundial por su calidad internacional y por ser también un fenómeno social. También existe la Sinfónica de Venezuela que tiene casi 90 años, por ejemplo, y por ahí pasaron  Stravinsky y Pierre Boulez, quien dirigió su primer concierto sinfónico en Caracas”.

Igualmente, existe el Colegio y Conservatorio Emil Friedman, creado por Emil Friedman, quien no recibió apoyo económico por parte del Estado y “ha educado y ayudado a miles de músicos sin pedir nada a cambio”. Además, como ésta, existen varias iniciativas privadas por parte de la sociedad civil que desea apoyar la música sin esperar una retribución económica.

“Desde hace mucho tiempo, un sector de la población que en su momento fue muy pequeño pero que ahora abarca todo el país e incluso cruzó sus fronteras, siempre ha pensado que es importante (la música), esto ha permitido que el fenómeno musical permee todos los sectores de la población. Hoy en día, por ejemplo, esto se traduce en que a la misma vez que hay músicos tocando en las grandes salas y escenarios de concierto a nivel mundial, también estamos como protagonistas de las protestas en contra de la dictadura que están ocurriendo en este momento”.

Consecuencias de una dictadura

Iván Pérez ha sufrido de cerca las consecuencias de la dictadura chavista, además de tener que cambiar de país y buscar suerte en otro. Sin embargo, resalta que no sea un problema actual, sino que lleva años gestándose pero ahora ha explotado:

“Yo siempre he estado en contra del Chavismo. Mi primer ejercicio electoral fue firmar en contra de Chávez, hace casi 15 años. Yo fui puesto como millones de personas en una lista de gente “en contra”, para no entrar en detalles. Tengo amigos músicos que han sido torturados, ojo, sin estar protestando, por caminar cerca de una protesta y esto fue hace casi 14 años, no ahorita, solo que ahora para fortuna de todos, el petróleo cayó de precio y ahora sí parece que le importamos al mundo”.

Fuente http://w3.informador.com.mx/suplementos/2017/731555/6/de-venezuela-para-guadalajara.htm

Populares

Obligados a migrar

Elsa Cardozo La magnitud de los desplazamientos humanos forzados y la precariedad de las condiciones en que se producen es de tal gravedad y complejidad,...

Un venezolano en España se mostro indignado al ver a “Leopoldo López salir de uno de los restaurantes más caros de Madrid”

Leopoldo López fue perseguido por un venezolano en España, indignado de los lujosos que se da el político en ese país. Recientemente circuló un video en...

Zandra Campos: la gocha que se convirtió en alcaldesa de un pueblo en España

Conoce la historia de una venezolana y tachirense que emigró a España hace 21 años y que desde 2019 es la máxima autoridad de...

Estreno en Venezuela de «Las Consecuencias»

"LAS CONSECUENCIAS" Y LA NATURALEZA EN EBULLICIÓN Por Karen Lentini Gómez A Claudia Pinto Emperador, directora de Las consecuencias (Sin Rodeos Films, Las consecuencias AIE, Érase una vez films...