South-Cargo2
Inicio Inmigración Si se cierra el revocatorio en Venezuela aumentará la diáspora

Si se cierra el revocatorio en Venezuela aumentará la diáspora

venezolanos-en-miami

Como ningún otro régimen, el llamado “Socialismo del Siglo XXI” ha disparado un éxodo de venezolanos que no tiene punto de comparación en la historia.

Los sociólogos que observan de cerca el fenómeno logran diferenciar una especie de oleadas bien definidas que toman el camino al extranjero, tras la llegada del Gobierno del Presidente Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro.

Pero el fenómeno, del que sorprendentemente no hay estadísticas oficiales, es apenas una referencia de lo que pudiera ocurrir si persisten las condiciones actuales en el país.

El sociólogo y docente universitario Tomás Páez Bravo se ha dedicado pacientemente a seguirle el rastro a los venezolanos, con el concurso de colegas y discípulos.

Ese conocimiento del tema le permite asegurar que el flujo de venezolanos que buscan otro destino en el extranjero continuará, si el régimen sigue insistiendo en cerrarle las puertas a la población que a través de los estudios de opinión, cuestionarios, focus group, y en una proporción de 90% responsabiliza al gobierno de la crisis.

Ese termómetro de calle indica, además, que un 75 por ciento de los venezolanos solicita la activación del referendo revocatorio.

De no haber variación, los factores que llevaron a más de dos millones de venezolanos a salir de sus fronteras: la inseguridad y el tema económico los mantendrán fuera.

Páez Bravo añade, a título de ejemplo que tan poca es la garantía a la vida, que por la escasez de medicinas hasta el propio hermano del difunto Presidente Chávez, murió al no tener acceso a los recursos en el momento requerido.

Inmigrantes potenciarán el salto que requiere el país

El sociólogo Tomás Páez Bravo observa en sus estudios contenidos en el libro: “La Voz de la Diáspora Venezolana”, otro aspecto de la inmigración que resulta provechosa.

Se han establecido un sinfín de vasos comunicantes entre los inmigrantes y los sitios escogidos.
De tal manera que a la hora de confrontar la teoría del vaso medio lleno y el vaso medio vacío, Páez Bravo subraya que no hay fuga de cerebros, sino ganancia de capital humano.

Hay cerca de dos millones de personas que hablan otras lenguas, que tienen nuevas redes sociales, que tienen nuevos contactos, que pueden perfectamente hacer inversiones, alianzas con empresas venezolanas para potenciar el desarrollo.

Páez Bravo fija su atención en Miami, en donde han florecido los emprendimientos de venezolanos en medios de comunicación. Allí hay posibilidades enormes para hacer crecer las redes.
Igual ejemplo representa España, eje de la inmigración venezolana que ha echado raíces en el área de la tecnología, la publicidad, el mercadeo, e internet.

Lo que estamos viendo es la posibilidad de que los recursos que están fuera pueden ser de mucha ayuda en la internacionalización y puede colaborar con el desarrollo venezolano.

El entrevistado establece un punto de comparación del fenómeno con lo sucedido en la transición de China, de manera que se pueda aprovechar el potencial generado en el exilio, en el proceso inmigratorio.

En otras palabras, es el ganar para Venezuela la experiencia desarrollada por un talento criollo que ha escalado a niveles altos en los cronogramas de empresas y organizaciones importantes.

¿Vas a regresar, si o no. ¿Vas a regresar en corto plazo? ¿Estás dispuesto a participar en la recuperación del país? Preguntas como éstas le permiten a Páez Bravo evaluar el compromiso de quienes se van con el país.

Obviamente responde, que no van a regresar mientras persistan los motivos por los cuales emigraron.
Sin embargo, pondera que el estado en el que se encuentra Venezuela va a requerir el concurso de ellos y de una inversión de decenas de millones de dólares para recuperar el tiempo perdido en estos diecisiete años.

En el ámbito universitario, Páez Bravo celebra que se ha podido establecer una red de datos, con egresados de la Central, a la que se incorporaron otras organizaciones a fin de fortalecer a su casa de estudios y que a su vez, otras universidades como la del Zulia y Carabobo han recogido, al igual que algunas alcaldías.

Sin derechos políticos en el exterior 

Los derechos políticos de los venezolanos en el exterior no suelen correr la suerte que tienen los ciudadanos de otros países.

Mientras esas legislaciones prevén la representatividad ante un congreso, una asamblea u otra institución legislativa, los venezolanos no solo carecen de esa alternativa, sino son víctimas de las decisiones políticas.

Basta recordar los innumerables reclamos de la comunidad venezolana en Florida, la más numerosa de la inmigración forzada, que debe movilizarse fuera de esa entidad para cumplir con los trámites regulares de un servicio consular, a consecuencia del cierre de la legación que funcionaba en Brickell.

Páez Bravo recuerda el caso de la hija de un empresario editorial que fungió como representante de Italia ante el parlamento local.

Ampliando la idea, el sociólogo estima que los venezolanos diseminados por el globo conforman una especie de estados extras de la geografía nacional.

Es así que Venezuela ya no tiene 24 estados, tiene de 27 a 28 estados, advierte el sociólogo. “Un estado número veinticinco en los Estados Unidos, un estado 26 representado por quienes viven en Suramérica y el estado 27 lo integrarían los inmigrantes en Europa”.

Páez Bravo asegura que esta situación conlleva a otra realidad que implica que muchas de esas familias se van a quedar porque tienen un anclaje. No obstante, para ellos estas lejos, no estar ausentes.

Balseros de aire, mar y tierra

Los primeros inmigrantes salieron huyendo de la inseguridad, de la descomposición social y del miedo a la aplicación de la recta cubana a Venezuela. En esa ola figuraban profesionales universitarios, algunos con capacidad económica para “hacerse un colchón”, mientras se engranaban a la nueva sociedad. La segunda ola ocurre tras el despido masivo de trabajadores de Pdvsa y la activación de la lista Tascón, que cerró las oportunidades laborales a miles de venezolanos. Los destinos claves fueron Estados Unidos, Canadá y Colombia.

La tercera ola se desarrolla parcialmente. La constituyen los emprendedores, los empresarios y comerciantes que lanzan un globo de ensayo estableciendo firmas y abriendo sucursales que les permiten sondear el terreno.

Una cuarta ola, la representan los dirigentes y militantes políticos que caen en desgracia por investigaciones, amenazas, juicios, cárceles y recurren a la figura del exilio político.

Una nueva ola masiva se desarrolla actualmente, propulsada por la escasez de alimentos y medicinas, y el deterioro general de las condiciones de vida.

Fuente: 2001.com.ve

http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/137794/si-se-cierra-el-revocatorio-aumentara-la-diaspora.html

Populares

La venezolana Verónica Schneider recibió tres nominaciones a los Emmy

La actriz, modelo y exreina de belleza venezolana Veronica Schneider, cumple un sueño más en su carrera en los medios audiovisuales, al formar parte del...

Yulimar Rojas nominada a Atleta Mundial Femenina del Año 2021

Ya se abrió el proceso de votación para los Atletas Mundiales del Año 2021 antes de los  Premios Mundiales de Atletismo 2021  que se celebrarán en...

Carlos Oteyza: Desde hace 20 años se ha hecho muy difícil conocer nuestra historia

El 14 de octubre se estrenó en salas, y también está disponible en streaming por Ticketplate y Goliiive, Rómulo resiste, nuevo documental del director de Tiempos...

Fusión a la Carta regresa para impulsar por séptimo año al talento culinario venezolano

Fusión a la carta, la plataforma de promoción del talento gastronómico venezolano emergente en Venezuela, comienza la convocatoria de su séptima edición. La iniciativa...
- PUBLICIDAD -

Si se cierra el revocatorio en Venezuela aumentará la diáspora

venezolanos-en-miami

Como ningún otro régimen, el llamado “Socialismo del Siglo XXI” ha disparado un éxodo de venezolanos que no tiene punto de comparación en la historia.

Los sociólogos que observan de cerca el fenómeno logran diferenciar una especie de oleadas bien definidas que toman el camino al extranjero, tras la llegada del Gobierno del Presidente Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro.

Pero el fenómeno, del que sorprendentemente no hay estadísticas oficiales, es apenas una referencia de lo que pudiera ocurrir si persisten las condiciones actuales en el país.

El sociólogo y docente universitario Tomás Páez Bravo se ha dedicado pacientemente a seguirle el rastro a los venezolanos, con el concurso de colegas y discípulos.

Ese conocimiento del tema le permite asegurar que el flujo de venezolanos que buscan otro destino en el extranjero continuará, si el régimen sigue insistiendo en cerrarle las puertas a la población que a través de los estudios de opinión, cuestionarios, focus group, y en una proporción de 90% responsabiliza al gobierno de la crisis.

Ese termómetro de calle indica, además, que un 75 por ciento de los venezolanos solicita la activación del referendo revocatorio.

De no haber variación, los factores que llevaron a más de dos millones de venezolanos a salir de sus fronteras: la inseguridad y el tema económico los mantendrán fuera.

Páez Bravo añade, a título de ejemplo que tan poca es la garantía a la vida, que por la escasez de medicinas hasta el propio hermano del difunto Presidente Chávez, murió al no tener acceso a los recursos en el momento requerido.

Inmigrantes potenciarán el salto que requiere el país

El sociólogo Tomás Páez Bravo observa en sus estudios contenidos en el libro: “La Voz de la Diáspora Venezolana”, otro aspecto de la inmigración que resulta provechosa.

Se han establecido un sinfín de vasos comunicantes entre los inmigrantes y los sitios escogidos.
De tal manera que a la hora de confrontar la teoría del vaso medio lleno y el vaso medio vacío, Páez Bravo subraya que no hay fuga de cerebros, sino ganancia de capital humano.

Hay cerca de dos millones de personas que hablan otras lenguas, que tienen nuevas redes sociales, que tienen nuevos contactos, que pueden perfectamente hacer inversiones, alianzas con empresas venezolanas para potenciar el desarrollo.

Páez Bravo fija su atención en Miami, en donde han florecido los emprendimientos de venezolanos en medios de comunicación. Allí hay posibilidades enormes para hacer crecer las redes.
Igual ejemplo representa España, eje de la inmigración venezolana que ha echado raíces en el área de la tecnología, la publicidad, el mercadeo, e internet.

Lo que estamos viendo es la posibilidad de que los recursos que están fuera pueden ser de mucha ayuda en la internacionalización y puede colaborar con el desarrollo venezolano.

El entrevistado establece un punto de comparación del fenómeno con lo sucedido en la transición de China, de manera que se pueda aprovechar el potencial generado en el exilio, en el proceso inmigratorio.

En otras palabras, es el ganar para Venezuela la experiencia desarrollada por un talento criollo que ha escalado a niveles altos en los cronogramas de empresas y organizaciones importantes.

¿Vas a regresar, si o no. ¿Vas a regresar en corto plazo? ¿Estás dispuesto a participar en la recuperación del país? Preguntas como éstas le permiten a Páez Bravo evaluar el compromiso de quienes se van con el país.

Obviamente responde, que no van a regresar mientras persistan los motivos por los cuales emigraron.
Sin embargo, pondera que el estado en el que se encuentra Venezuela va a requerir el concurso de ellos y de una inversión de decenas de millones de dólares para recuperar el tiempo perdido en estos diecisiete años.

En el ámbito universitario, Páez Bravo celebra que se ha podido establecer una red de datos, con egresados de la Central, a la que se incorporaron otras organizaciones a fin de fortalecer a su casa de estudios y que a su vez, otras universidades como la del Zulia y Carabobo han recogido, al igual que algunas alcaldías.

Sin derechos políticos en el exterior 

Los derechos políticos de los venezolanos en el exterior no suelen correr la suerte que tienen los ciudadanos de otros países.

Mientras esas legislaciones prevén la representatividad ante un congreso, una asamblea u otra institución legislativa, los venezolanos no solo carecen de esa alternativa, sino son víctimas de las decisiones políticas.

Basta recordar los innumerables reclamos de la comunidad venezolana en Florida, la más numerosa de la inmigración forzada, que debe movilizarse fuera de esa entidad para cumplir con los trámites regulares de un servicio consular, a consecuencia del cierre de la legación que funcionaba en Brickell.

Páez Bravo recuerda el caso de la hija de un empresario editorial que fungió como representante de Italia ante el parlamento local.

Ampliando la idea, el sociólogo estima que los venezolanos diseminados por el globo conforman una especie de estados extras de la geografía nacional.

Es así que Venezuela ya no tiene 24 estados, tiene de 27 a 28 estados, advierte el sociólogo. “Un estado número veinticinco en los Estados Unidos, un estado 26 representado por quienes viven en Suramérica y el estado 27 lo integrarían los inmigrantes en Europa”.

Páez Bravo asegura que esta situación conlleva a otra realidad que implica que muchas de esas familias se van a quedar porque tienen un anclaje. No obstante, para ellos estas lejos, no estar ausentes.

Balseros de aire, mar y tierra

Los primeros inmigrantes salieron huyendo de la inseguridad, de la descomposición social y del miedo a la aplicación de la recta cubana a Venezuela. En esa ola figuraban profesionales universitarios, algunos con capacidad económica para “hacerse un colchón”, mientras se engranaban a la nueva sociedad. La segunda ola ocurre tras el despido masivo de trabajadores de Pdvsa y la activación de la lista Tascón, que cerró las oportunidades laborales a miles de venezolanos. Los destinos claves fueron Estados Unidos, Canadá y Colombia.

La tercera ola se desarrolla parcialmente. La constituyen los emprendedores, los empresarios y comerciantes que lanzan un globo de ensayo estableciendo firmas y abriendo sucursales que les permiten sondear el terreno.

Una cuarta ola, la representan los dirigentes y militantes políticos que caen en desgracia por investigaciones, amenazas, juicios, cárceles y recurren a la figura del exilio político.

Una nueva ola masiva se desarrolla actualmente, propulsada por la escasez de alimentos y medicinas, y el deterioro general de las condiciones de vida.

Fuente: 2001.com.ve

http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/137794/si-se-cierra-el-revocatorio-aumentara-la-diaspora.html

Populares

La venezolana Verónica Schneider recibió tres nominaciones a los Emmy

La actriz, modelo y exreina de belleza venezolana Veronica Schneider, cumple un sueño más en su carrera en los medios audiovisuales, al formar parte del...

Yulimar Rojas nominada a Atleta Mundial Femenina del Año 2021

Ya se abrió el proceso de votación para los Atletas Mundiales del Año 2021 antes de los  Premios Mundiales de Atletismo 2021  que se celebrarán en...

Carlos Oteyza: Desde hace 20 años se ha hecho muy difícil conocer nuestra historia

El 14 de octubre se estrenó en salas, y también está disponible en streaming por Ticketplate y Goliiive, Rómulo resiste, nuevo documental del director de Tiempos...

Fusión a la Carta regresa para impulsar por séptimo año al talento culinario venezolano

Fusión a la carta, la plataforma de promoción del talento gastronómico venezolano emergente en Venezuela, comienza la convocatoria de su séptima edición. La iniciativa...