South-Cargo-Enero-2022
Inicio Inmigración Agotadora carrera para legalizar documentos

Agotadora carrera para legalizar documentos

registro

Los venezolanos que por alguna razón toman la decisión de abandonar el país para residenciarse en otras latitudes deben iniciar una agotadora carrera con el fin de legalizar aquellos documentos que les van a exigir en sus nuevos destinos. Este proceso puede demorar por lo menos dos meses si el emigrante va solo y no tiene que sacar algún documento especial, pero si es una familia de cuatro, cinco o más miembros el tiempo puede ser muchísimo mayor.

En enero de 2014 un trabajo publicado en El Universal citó la investigación «La emigración en Venezuela durante la última década», escrito por Anitza Freitez, doctora en Demografía; donde se señala que entre 2005 y 2010, el número de venezolanos que residían en el exterior pasó de 378 mil a 521 mil.

En 2014, cifras recolectadas por el sociólogo y profesor de la Universidad Simón Bolívar, Iván De La Vega, indican que alrededor de 1 millón 200 mil venezolanos residen fuera de Venezuela.

Este número tiende a aumentar, por lo que en los principales organismos públicos han establecido un sistema de citas a través internet, o han pautado horarios de atención al público según el último número de la cédula de identidad, para controlar la cantidad de solicitudes diarias.

Antes de iniciar un proceso, el solicitante debe aclarar en cada institución que los documentos son para irse al extranjero, porque así le colocan las firmas y sellos especiales.

Las personas que emigran solas deben legalizar sus documentos personales, su título de bachiller y los títulos universitarios; además de las notas certificadas de cada nivel. También deberán llevar la carta de antecedentes penales; entre otros documentos.

Los que emigran en familia, deberán consignar en su nuevo país de residencia desde las partidas de nacimiento de los hijos, el acta de matrimonio o divorcio; y los documentos de estudios como constancias, notas y títulos. También deberán presentar al acta de antecedentes penales.

Largo trayecto

El camino comienza en las jefaturas donde la persona fue registrada al nacer. Con una réplica de la partida de nacimiento, se solicita una nueva copia, que será certificada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Algunas prefecturas demoran hasta 15 días hábiles o más para hacer la entrega.

Este paso se puede saltar, y solicitar la copia certificada directamente en el Registro Principal. Pero algunos libros no han sido enviados a esa instancia y las notas marginales agregadas en la Prefectura no aparecerán.

El siguiente paso es el Registro Principal de la zona geográfica que le corresponde. Allí se legalizan las partidas de nacimiento, actas de matrimonio, así como los títulos universitarios y de posgrado.

En el Registro Principal del municipio Libertador se reciben los documentos de Libertador, Vargas y Delta Amacuro. Los de Miranda deben acudir al Registro de Los Teques.

Quizás éste sea el trámite más engorroso que se realiza en el municipio Libertador, ya que allí solo se puede entregar un documento por día; sólo se puede ir una vez a la semana, y las colas comienzan antes de las 4:00 de la madrugada.

Los documentos legalizados son entregados dos o tres días hábiles. Los casos especiales deberán ser solicitados ante el registrador.

Los antecedentes penales se tramitan a través de la página del ministerio de Interior, Justicia y Paz, y se retiran en el edificio París de Candelaria.

Los documentos civiles deben ser llevados al Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Sarem) en La Castellana. Esta oficina trabaja por número de cédula y atienden a partir de las 7:00 de la mañana.

Documentos académicos

El título y notas de bachiller, deben ser certificados por la zona educativa correspondiente si tiene fecha anterior a 2010.

Luego deben ser llevados a la sede del Ministerio de Educación en Caracas. Aquí también hay colas antes de las 4:00 am y atienden a 100 números.

La apostilla es el último paso para poder llevar un documento al exterior. La cita en el Ministerio de Relaciones Exteriores se hace vía internet con un plazo de espera de dos meses. La entrega del documento es el mismo día en la tarde.

@ElkisBejarano

http://www.eluniversal.com/

Populares

Édgar Ramírez plasmó sus huellas en Cannes

¡Orgullo nacional! Édgar Ramírez, actor venezolano, dejó plasmada sus huellas en el Festival de Cannes y será parte del jurado de la sección Una cierta mirada, junto...

15 años del cierre de Rctv: el primer golpe del chavismo a la libertad de expresión

Este 27 de mayo se cumplen 15 años en el que el régimen chavista decidió sacar del aire la señal abierta del canal Rctv,...

BBVA permitirá a los venezolanos en Perú abrir cuentas bancarias

Por Daniela Carrasco El BBVA permitirá a los venezolanos en Perú abrir cuentas bancarias con las que podrán obtener tarjetas de débito y solicitar prestamos;...

Lena Yau: “Las cosas que quieres evadir siempre terminan buscándote”

Por Isaac González Mendoza El año pasado la editorial Baile del Sol publicó una reedición de Hormigas en la lengua, novela en la que la...
- PUBLICIDAD -

Agotadora carrera para legalizar documentos

registro

Los venezolanos que por alguna razón toman la decisión de abandonar el país para residenciarse en otras latitudes deben iniciar una agotadora carrera con el fin de legalizar aquellos documentos que les van a exigir en sus nuevos destinos. Este proceso puede demorar por lo menos dos meses si el emigrante va solo y no tiene que sacar algún documento especial, pero si es una familia de cuatro, cinco o más miembros el tiempo puede ser muchísimo mayor.

En enero de 2014 un trabajo publicado en El Universal citó la investigación «La emigración en Venezuela durante la última década», escrito por Anitza Freitez, doctora en Demografía; donde se señala que entre 2005 y 2010, el número de venezolanos que residían en el exterior pasó de 378 mil a 521 mil.

En 2014, cifras recolectadas por el sociólogo y profesor de la Universidad Simón Bolívar, Iván De La Vega, indican que alrededor de 1 millón 200 mil venezolanos residen fuera de Venezuela.

Este número tiende a aumentar, por lo que en los principales organismos públicos han establecido un sistema de citas a través internet, o han pautado horarios de atención al público según el último número de la cédula de identidad, para controlar la cantidad de solicitudes diarias.

Antes de iniciar un proceso, el solicitante debe aclarar en cada institución que los documentos son para irse al extranjero, porque así le colocan las firmas y sellos especiales.

Las personas que emigran solas deben legalizar sus documentos personales, su título de bachiller y los títulos universitarios; además de las notas certificadas de cada nivel. También deberán llevar la carta de antecedentes penales; entre otros documentos.

Los que emigran en familia, deberán consignar en su nuevo país de residencia desde las partidas de nacimiento de los hijos, el acta de matrimonio o divorcio; y los documentos de estudios como constancias, notas y títulos. También deberán presentar al acta de antecedentes penales.

Largo trayecto

El camino comienza en las jefaturas donde la persona fue registrada al nacer. Con una réplica de la partida de nacimiento, se solicita una nueva copia, que será certificada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Algunas prefecturas demoran hasta 15 días hábiles o más para hacer la entrega.

Este paso se puede saltar, y solicitar la copia certificada directamente en el Registro Principal. Pero algunos libros no han sido enviados a esa instancia y las notas marginales agregadas en la Prefectura no aparecerán.

El siguiente paso es el Registro Principal de la zona geográfica que le corresponde. Allí se legalizan las partidas de nacimiento, actas de matrimonio, así como los títulos universitarios y de posgrado.

En el Registro Principal del municipio Libertador se reciben los documentos de Libertador, Vargas y Delta Amacuro. Los de Miranda deben acudir al Registro de Los Teques.

Quizás éste sea el trámite más engorroso que se realiza en el municipio Libertador, ya que allí solo se puede entregar un documento por día; sólo se puede ir una vez a la semana, y las colas comienzan antes de las 4:00 de la madrugada.

Los documentos legalizados son entregados dos o tres días hábiles. Los casos especiales deberán ser solicitados ante el registrador.

Los antecedentes penales se tramitan a través de la página del ministerio de Interior, Justicia y Paz, y se retiran en el edificio París de Candelaria.

Los documentos civiles deben ser llevados al Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Sarem) en La Castellana. Esta oficina trabaja por número de cédula y atienden a partir de las 7:00 de la mañana.

Documentos académicos

El título y notas de bachiller, deben ser certificados por la zona educativa correspondiente si tiene fecha anterior a 2010.

Luego deben ser llevados a la sede del Ministerio de Educación en Caracas. Aquí también hay colas antes de las 4:00 am y atienden a 100 números.

La apostilla es el último paso para poder llevar un documento al exterior. La cita en el Ministerio de Relaciones Exteriores se hace vía internet con un plazo de espera de dos meses. La entrega del documento es el mismo día en la tarde.

@ElkisBejarano

http://www.eluniversal.com/

Populares

Édgar Ramírez plasmó sus huellas en Cannes

¡Orgullo nacional! Édgar Ramírez, actor venezolano, dejó plasmada sus huellas en el Festival de Cannes y será parte del jurado de la sección Una cierta mirada, junto...

15 años del cierre de Rctv: el primer golpe del chavismo a la libertad de expresión

Este 27 de mayo se cumplen 15 años en el que el régimen chavista decidió sacar del aire la señal abierta del canal Rctv,...

BBVA permitirá a los venezolanos en Perú abrir cuentas bancarias

Por Daniela Carrasco El BBVA permitirá a los venezolanos en Perú abrir cuentas bancarias con las que podrán obtener tarjetas de débito y solicitar prestamos;...

Lena Yau: “Las cosas que quieres evadir siempre terminan buscándote”

Por Isaac González Mendoza El año pasado la editorial Baile del Sol publicó una reedición de Hormigas en la lengua, novela en la que la...