South-Cargo2
Inicio Economía Colombianos comercializan billetes venezolanos a un precio mayor

Colombianos comercializan billetes venezolanos a un precio mayor

Bolivares_billetes_1 ft-cien-bolivares1

Los billetes de 100 y de 50 bolívares, la moneda venezolana, se comercializan en Colombia a un precio mayor al de su valor nominal, por lo que su circulación se redujo en Venezuela y hasta los bancos efectúan sus pagos con billetes de baja denominación.

economia-venezuelaUn anciano se enojó y protestó, pero el cajero del banco ni se inmutó y le pagó su pensión de vejez en billetes de 10 bolívares (más de 400 piezas), que nerviosamente el pensionado no encontraba donde meter.

Esta situación se repite en casi todas las instituciones bancarias de Venezuela, así como en el comercio en general donde sólo circulan los billetes de cinco, 10 y 20 bolívares, los de mayor denominación están desapareciendo.

“La razón de este triste espectáculo, que ahora se une al de la inflación y el desabastecimiento, es que los billetes de mayor denominación se están fugando para Colombia”, expuso a Notimex el economista y exgerente financiero del extinto Banco República, Rafael Rivas.

Explicó que esta nueva modalidad consiste en la venta de la moneda venezolana, solo de billetes de 50 y 100 bolívares, en Cúcuta o Maicao, a cambio de una comisión de 40 bolívares por cada 100, en billetes de menor denominación o pago electrónico.

“En Maicao hay una calle repleta de cambistas sentados con sus computadoras portátiles en las que el venezolano llega a vender sus billetes, tal como si se tratara de la taquilla de un banco, da su número de cuenta y se le hace la transferencia de una vez con su ganancia”, dijo.

Rivas consideró que esta nueva forma de “desangrar al país” tiene a muchas gente atravesando la frontera colombiana para hacer negocios con la moneda venezolana, vendiéndola a los cambistas o a los particulares de manera directa.

Juan Montoya, un “buhonero” (vendedor ambulante) del mercado de pulgas en la occidental ciudad de Maracaibo señaló que últimamente llevó a Maicao seis mil bolívares en billetes de 100 y 50 y obtuvo una ganancia dos mil 400 bolívares, “libres de polvo y paja”.

Relató que cuando llega a Maicao se dirige a cualquier cambista, el cual contribuirá a que esos billetes luego regresen a Venezuela, pero en manos de colombianos que vienen a comprar productos regulados para pasarlos de contrabando a Colombia y luego revenderlos.

“Los cambistas colombianos están haciendo su agosto con la moneda venezolana, la cual es solicitada por los “bachaqueros”, para comprar en Venezuela artículos regulados (no solo alimentos), los cuales allá nunca comprarían ni con un mes de salario”, dijo.

Montoya resaltó que los contrabandistas colombianos han encontrado en la adquisición de productos en Venezuela “el negocio más grande del mundo”, ya que aquí pagan en bolívares y en Colombia venden en pesos, hasta con un mil por ciento de ganancia.

Detalló que con una inversión de 100 bolívares en productos de aseo personal comprados en Maracaibo, en Colombia lo revenden y te ganan mil bolívares. “Eso es un tronco de negocio”.

Aclaró que la venta se hace solo con billetes de 50 y 100 porque es más fácil el traslado tanto para el vendedor al momento de llevarlo a Colombia, como para el comprador cuando viene a Venezuela a buscar lo que quiera llevarse.

Refirió que ya no solo se trata de alimentos, productos regulados y combustible, sino también de electrodomésticos, insumos médicos, material ferretero, de farmacia, ropa, madera, zapatos, por lo que las casas de cambio en la frontera no se dan abasto.

Luisa Pérez, encargada de una tienda de artículos de tecnología en Caracas con sucursal en Maracaibo, dijo que han detectado la compra constante de teclados, pantallas, laptops, tabletas, y otros dispositivos electrónicos, en gran volumen, por parte de colombianos.

“Hemos restringido las ventas en cuanto a la cantidad de artículos que quieren llevarse. Sabemos que los mismos salen para Colombia cuando emitimos las facturas y solicitamos los datos del comprador. Efectivamente estos pagan con billetes de 100 bolívares”, confirmó.

Fuente: http://www.finanzasdigital.com/

Populares

Tostada de queso brie

Ingredientes: 1 cebolla grande1 cucharada de mantequillaPan cortado en rebanadasQueso brieRodajas de tomate (opcional) Elaboración: Partir la cebolla en tiras finasPoner la mantequilla en una sartén y cuando esté derretida añadir la cebolla.Cocinar a fuego muy lento para que...

Centros comerciales recobrarán vida a finales de año con fin del 7+7

Las actividades navideñas en los centros comerciales y ahora el popular «viernes negro» (black friday) recobrarán vida con el anuncio de la flexibilización total...

Yulimar Rojas compartió un día de entrenamiento al ritmo de un romántico vallenato

La medallista olímpica venezolana subió algunas historias a su cuenta de Instagram donde se mostró cantando el tema de Diomedes Díaz Cuando falte yo La...

Fábrica de Cine V formó a 30 nuevos cineastas

El programa social de Circuito Gran Cine estrenará los seis cortometrajes documentales de su quinta edición el 29 de octubre Catherine Medina No es uno...
- PUBLICIDAD -

Colombianos comercializan billetes venezolanos a un precio mayor

Bolivares_billetes_1 ft-cien-bolivares1

Los billetes de 100 y de 50 bolívares, la moneda venezolana, se comercializan en Colombia a un precio mayor al de su valor nominal, por lo que su circulación se redujo en Venezuela y hasta los bancos efectúan sus pagos con billetes de baja denominación.

economia-venezuelaUn anciano se enojó y protestó, pero el cajero del banco ni se inmutó y le pagó su pensión de vejez en billetes de 10 bolívares (más de 400 piezas), que nerviosamente el pensionado no encontraba donde meter.

Esta situación se repite en casi todas las instituciones bancarias de Venezuela, así como en el comercio en general donde sólo circulan los billetes de cinco, 10 y 20 bolívares, los de mayor denominación están desapareciendo.

“La razón de este triste espectáculo, que ahora se une al de la inflación y el desabastecimiento, es que los billetes de mayor denominación se están fugando para Colombia”, expuso a Notimex el economista y exgerente financiero del extinto Banco República, Rafael Rivas.

Explicó que esta nueva modalidad consiste en la venta de la moneda venezolana, solo de billetes de 50 y 100 bolívares, en Cúcuta o Maicao, a cambio de una comisión de 40 bolívares por cada 100, en billetes de menor denominación o pago electrónico.

“En Maicao hay una calle repleta de cambistas sentados con sus computadoras portátiles en las que el venezolano llega a vender sus billetes, tal como si se tratara de la taquilla de un banco, da su número de cuenta y se le hace la transferencia de una vez con su ganancia”, dijo.

Rivas consideró que esta nueva forma de “desangrar al país” tiene a muchas gente atravesando la frontera colombiana para hacer negocios con la moneda venezolana, vendiéndola a los cambistas o a los particulares de manera directa.

Juan Montoya, un “buhonero” (vendedor ambulante) del mercado de pulgas en la occidental ciudad de Maracaibo señaló que últimamente llevó a Maicao seis mil bolívares en billetes de 100 y 50 y obtuvo una ganancia dos mil 400 bolívares, “libres de polvo y paja”.

Relató que cuando llega a Maicao se dirige a cualquier cambista, el cual contribuirá a que esos billetes luego regresen a Venezuela, pero en manos de colombianos que vienen a comprar productos regulados para pasarlos de contrabando a Colombia y luego revenderlos.

“Los cambistas colombianos están haciendo su agosto con la moneda venezolana, la cual es solicitada por los “bachaqueros”, para comprar en Venezuela artículos regulados (no solo alimentos), los cuales allá nunca comprarían ni con un mes de salario”, dijo.

Montoya resaltó que los contrabandistas colombianos han encontrado en la adquisición de productos en Venezuela “el negocio más grande del mundo”, ya que aquí pagan en bolívares y en Colombia venden en pesos, hasta con un mil por ciento de ganancia.

Detalló que con una inversión de 100 bolívares en productos de aseo personal comprados en Maracaibo, en Colombia lo revenden y te ganan mil bolívares. “Eso es un tronco de negocio”.

Aclaró que la venta se hace solo con billetes de 50 y 100 porque es más fácil el traslado tanto para el vendedor al momento de llevarlo a Colombia, como para el comprador cuando viene a Venezuela a buscar lo que quiera llevarse.

Refirió que ya no solo se trata de alimentos, productos regulados y combustible, sino también de electrodomésticos, insumos médicos, material ferretero, de farmacia, ropa, madera, zapatos, por lo que las casas de cambio en la frontera no se dan abasto.

Luisa Pérez, encargada de una tienda de artículos de tecnología en Caracas con sucursal en Maracaibo, dijo que han detectado la compra constante de teclados, pantallas, laptops, tabletas, y otros dispositivos electrónicos, en gran volumen, por parte de colombianos.

“Hemos restringido las ventas en cuanto a la cantidad de artículos que quieren llevarse. Sabemos que los mismos salen para Colombia cuando emitimos las facturas y solicitamos los datos del comprador. Efectivamente estos pagan con billetes de 100 bolívares”, confirmó.

Fuente: http://www.finanzasdigital.com/

Populares

Tostada de queso brie

Ingredientes: 1 cebolla grande1 cucharada de mantequillaPan cortado en rebanadasQueso brieRodajas de tomate (opcional) Elaboración: Partir la cebolla en tiras finasPoner la mantequilla en una sartén y cuando esté derretida añadir la cebolla.Cocinar a fuego muy lento para que...

Centros comerciales recobrarán vida a finales de año con fin del 7+7

Las actividades navideñas en los centros comerciales y ahora el popular «viernes negro» (black friday) recobrarán vida con el anuncio de la flexibilización total...

Yulimar Rojas compartió un día de entrenamiento al ritmo de un romántico vallenato

La medallista olímpica venezolana subió algunas historias a su cuenta de Instagram donde se mostró cantando el tema de Diomedes Díaz Cuando falte yo La...

Fábrica de Cine V formó a 30 nuevos cineastas

El programa social de Circuito Gran Cine estrenará los seis cortometrajes documentales de su quinta edición el 29 de octubre Catherine Medina No es uno...